Los Fittipaldi, una dinastía en la Fórmula 1: Pietro, el nieto de Emerson, debutó en la escudería Haas

Pietro Fittipaldi reemplaza al francés Grosjean en la escudería Haas
Pietro Fittipaldi reemplaza al francés Grosjean en la escudería Haas Fuente: Reuters
Fernando Vergara
(0)
4 de diciembre de 2020  • 15:00

El apellido Fittipaldi siempre fue sinónimo de automovilismo. Tanto en Brasil como alrededor del Gran Circo de la Fórmula 1. El más reconocido, claro, fue Emerson (1970-1980, 144 carreras y dos títulos). La historia también incluyó a Wilson, hermano de Emerson (1972-1975, 35 largadas) y Christian, hijo de Wilson (1992-1994, 40 carreras). Ahora, la saga continuará: Pietro Fittipaldi, el nieto del legendario Emerson, surge como el último exponente de la dinastía. Para la escudería Haas, el joven de 24 años es el encargado de reemplazar al francés Romain Grosjean en el Gran Premio de Sakhir, Baréin.

Grosjean sufrió un accidente el último domingo, en el cual tuvo quemaduras en sus manos, a pesar de que su auto impactó contra el guardrail y se incendió. Tras eso, Haas decidió que le llegó la hora a Pietro, el nieto de quien fuera campeón mundial de Fórmula 1 en 1972 y 1974. "Obviamente, no es un conjunto de circunstancias ideal para tener mi primera oportunidad de competir en la Fórmula 1, pero estoy extremadamente agradecido con Gene Haas y Guenther Steiner por su fe en ponerme al volante este fin de semana", expresó el hijo de Juliana Fittipaldi y sobrino de Christian, quien nació en Miami, Estados Unidos, el 25 de junio de 1996. Aunque el joven piloto se ha nacionalizado brasileño y compite bajo esa bandera.

Fittipaldi ya probó los autos modelos 2018 y 2019, por ser piloto de pruebas y reserva en Haas, y se subió al 2020 por primera vez en la sesión de prácticas de hoy. Fue miembro de la Ferrari Driver's Academy, al igual que su hermano Enzo, de 19 años, que ya compitió en el campeonato europeo de Fórmula 3 y sigue bajo la supervisión de la escudería de Maranello.

¿Cómo se formó el nuevo integrante de la dinastía? Los inicios de Pietro fueron estadounidenses: fue campeón de una liga de carreras de 'Late Models' en el Hickory Motor Speedway a la que Nascar le daba soporte. Tras dos años allí, en 2013 partió rumbo a Inglaterra para iniciar su trayectoria europea. Cruzó el océano Atlántico de la mano del multimillonario mexicano Carlos Slim, que lo incluyó en un programa de jóvenes pilotos que ya llevó a la F.1 a Checo Pérez y Esteban Gutiérrez, por ejemplo.

Ya en Europa, Pietro compitió en diferentes categorías, entre ellas la World Series Fórmula V8 3.5, en la que conquistó el título en 2017. Corrió además algunas carreras en la Super Formula japonesa y la IndyCar.

Pietro Fittipaldi, el cuarto integrante de esta familia que correrá en la Fórmula 1
Pietro Fittipaldi, el cuarto integrante de esta familia que correrá en la Fórmula 1 Fuente: Reuters

No obstante, el 2018 fue un año difícil para este integrante de la familia Fittipaldi en la F.1. Tras unirse al equipo DragonSpeed para disputar el Mundial de Resistencia, Pietro no llegó a largar ninguna de las pruebas porque se fracturó ambas piernas en un accidente durante la clasificación de las 6 Horas de Spa-Francorchamps, la primera fecha de la temporada. La buena noticia le llegó en noviembre de esa temporada: fue allí cuando Haas anunció que el joven se sumaria al equipo como piloto de pruebas.

Sin dudas, el apellido Fittipaldi es uno de los que se ha extendido con más recorrido en la historia de la F.1. Estrenó la saga Emerson (hoy tiene 73 años), el más conocido con sus dos títulos mundiales (1972 y 1974); compitió para Lotus, McLaren y su propia escudería. Luego siguió su hermano mayor Wilson (76), menos exitoso en sus 35 Grandes Premios entre 1972 y 1975. La posta la tomó Christian (49), el hijo de Wilson (y sobrino de Emerson), que disputó 40 carreras entre 1992 y 1994. Y ahora llega Pietro, otro Fittipaldi 26 años después, el 32º brasileño en la F-1. Vale destacar que el último había sido Felipe Massa en 2017.

Lo curioso del caso es que tanto Pietro como su hermano Enzo son hijos de Juliana Fittipaldi y Gugu de la Cruz, pero decidieron utilizar el apellido materno para hacer carrera en el automovilismo. Caso contrario al de Tatiana Fittipaldi, hija de Emerson, quien se casó con el piloto Max Papis (corrió en siete grandes premios de la F.1 con Footwork en 1995) y sus hijos, Marco Papis y Matteo Papis, llevan el apellido del padre.

Otra de las peculiaridades que trae este apellido es que inclusive fueron parte de la aventura más ambiciosa del automovilismo en Sudamérica: el sueño de una escudería propia. Para bucear en los comienzos de Fittipaldi Automotive, conocida popularmente como Copersucar, hay que ubicarse en San Pablo, a principios de 1974. Fue ahí cuando Wilson, descontento por el trato que le había dado el equipo Brabham en las temporadas 1972 y 1973 le comentó la idea a su hermano.

Se trataría de la primera escudería de Fórmula 1 de Brasil y de toda América del Sur. El mismísimo presidente de la Nación, Ernesto Geisel, estuvo en la presentación y apoyó el proyecto al igual que la mayor azucarera del país. El debut fue un fracaso, ya que en el primer Gran Premio (Argentina '75), el coche de Wilson se incendió en la vuelta 13.

Emerson Fittipaldi dejó McLaren para pasar a ser piloto de Copersucar. Pero tampoco pudo mejorar la suerte de la escudería y terminó él mismo salpicado por el fracaso y desperdiciando sus mejores años. El principal sponsor, la cooperativa, les quitó su apoyo. El equipo participó en 71 Grandes Premios entre 1975 y 1979, nunca ganó, nunca obtuvo una pole position y nunca logró récord de vuelta. Siguieron sin pena ni gloria bajo otros nombres, hasta que en 1982 se declararon insolventes y cerraron sus puertas definitivamente.

Este fin de semana, Sin Lewis Hamilton ni Grosjean, con George Russell en Mercedes, y con los novatos Jack Aitken y Pietro Fittipaldi, la F.1 presenta una parrilla de salida inédita y una pista por descubrir en el Gran Premio de Sakhir. Aunque la competencia ya estuvo en Baréin para un primer GP la semana pasada, y visita el circuito de Sakhir desde 2004, nunca antes se aventuró a su trazado exterior, por el que discurrirá la carrera.

Amante del fútbol, Pietro usa en Baréin el número 51 en su auto por una fecha que involucra a Palmeiras, el club de sus amores: en 1951, la entidad de San Pablo se impuso en la Copa Río, un certamen en el que compitieron, entre otros, Sporting de Lisboa (Portugal), Niza (campeón de Francia) y Estrella Roja de Belgrado.

En la primera tanda de ensayos en Baréin, Fittipaldi dio 24 vueltas y su mejor registro fue de 0:57.077. Russell, el mejor con Mercedes, marcó 0:54.546.

Desde que Christian participó en el Gran Premio de Australia de 1994, con un Footwork Ford, el apellido Fittipaldi permaneció alejado de la Fórmula 1. Ahora, el cierre del 2020 vuelve a poner a un integrante de esta dinastía en los primeros planos del automovilismo mundial. "Mi abuelo me ha dicho que debería disfrutar de la carrera". Es el sueño de Pietro.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.