La muerte de Diego Maradona: de Carlos Menem a Fidel Castro, su relación con los líderes latinoamericanos

Diego Maradona y una imagen icónica: en el balcón de la Casa Rosada, en 2019
Diego Maradona y una imagen icónica: en el balcón de la Casa Rosada, en 2019 Fuente: LA NACION - Crédito: Silvana Colombo
Fernando Vergara
(0)
25 de noviembre de 2020  • 15:00

"Hacete cargo, querido". Diego Maradona siempre exhibió públicamente sus ideas políticas y el último dardo, a través de sus redes sociales, apuntó al expresidente Mauricio Macri, que en una entrevista dijo que tuvo que tomar la decisión de echarlo de Boca durante su gestión. "Fui yo el que dejó el fútbol, para proteger la salud de mis viejos. Esa fue una decisión mía, y no le hice mal a nadie. Pero por más bombas de humo que tires, vos sabés que tus decisiones le cagaron la vida a las próximas dos generaciones de argentinos. Hacete cargo, querido. Ya lo dijo tu padre…".

Directo, sin concesiones. Fiel a su estilo. En el ámbito político Diego también ha tenido frases y contradicciones para la historia. De Menem a Cristina. De Alfonsín a De la Rúa. De Fidel Castro a Hugo Chávez. De Maduro a Evo Morales. Innumerables momentos que exhibieron sus idas y vueltas lejos de las canchas.

Maradona nunca fue político, pero siempre supo muy bien cómo funcionan y se manejan los políticos. El hombre que tocó el cielo con sus gambetas nunca amagó su activismo en esta rama. Así, el N° 10 tuvo su primer contacto en democracia con la Casa Rosada cuando festejó desde los balcones de Balcarce 50 la victoria en el Mundial de México ’86 con el por entonces presidente Raúl Alfonsín.

Maradona también demostró su afecto por el mandatario radical al enterarse de su fallecimiento, el 31 de marzo de 2009. Desde su cargo como técnico de la selección, aseguró a la prensa haber recibido la noticia "con mucha tristeza". "Cuando [Alfonsín] asumió la presidencia yo estaba en Barcelona y era muy importante la vuelta de la democracia a nuestro país", recordó en su momento. "Cuando recibí la noticia de su muerte me impactó", agregó.

Ya durante la gestión de Carlos Menem, en los ’90, Maradona se mostró muy cerca del presidente peronista. Tanto, que le dedicó su libro "Yo soy el Diego" y en una entrevista aseguró que, si el exgobernador de La Rioja se lo pedía, compartiría fórmula presidencial con él en cualquier elección.

Diego Maradona y Carlos Menem
Diego Maradona y Carlos Menem Fuente: DyN

Fernando de la Rúa también recibió el apoyo de Maradona cuando se candidateó por la Alianza en 1999. "Es un hombre muy creíble [por De la Rúa]. Entre Eduardo Duhalde y De la Rúa, sabe todo el mundo con quién me quedo. Así que no hay historias. Entre esa ´yunta´, el Chupete es mi preferido", expresó desde Italia el 30 de noviembre de 1998.

El ídolo argentino cambió de parecer en julio de 2001, cuando -desde La Habana, donde era tratado por su adicción a las drogas- le recomendó a De la Rúa "que se despierte de la siesta". "Yo al ‘presi’ le pediría que se despierte. Que la gente lo necesita, yo sé que es capaz, pero la siesta terminó", criticó.

Diego Maradona y Fernando de la Rúa
Diego Maradona y Fernando de la Rúa Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

Con quien siempre Maradona fue esquivo fue con Eduardo Duhalde, a quien llegó a responsabilizar por la detención de su amigo y representante, Guillermo Cóppola a fines de 1998. En una entrevista a la revista La Garganta Poderosa, el N° 10 aseguró que le daba "asco".

Más acá en el tiempo, Maradona siempre se sintió identificado con el kirchnerismo. Desde un primer momento, el exfutbolista se mostró junto al fallecido mandatario. Tuvieron reuniones en Olivos y se repartieron elogios en distintas oportunidades. "Néstor tenía cosas del Che Guevara", dijo Maradona alguna vez.

Más adelante, a viva voz, Maradona se confesó partidario del "cristinismo". En 2009, Diego era entrenador del seleccionado. Cristina Fernández era presidenta. Julio Humberto Grondona oficiaba de anfitrión en el predio de Ezeiza que hoy lleva su nombre. El trío más poderoso de la Argentina modelo 2009 presentaba el programa Fútbol Para Todos. Era política, pero también era deporte.

Maradona y Cristina en la presentación del "Fútbol para todos" en 2009
Maradona y Cristina en la presentación del "Fútbol para todos" en 2009 Fuente: LA NACION - Crédito: Mauro Alfieri

En septiembre de 2010, Diego se trasladó a la Quinta de Olivos para recibir el apoyo del Gobierno luego de ser alejado de su cargo de entrenador de la Selección. Aunque el "operativo retorno" nunca se concretó. De todos modos, jamás escondió su simpatía por el peronismo. "Amo a Evita con toda mi alma y no habrá nadie como Perón", aseguró. "Evita le dio a mi mamá, en medio de una inundación, un par de botas, y lo contaba con tanto orgullo", recordó.

El año pasado, Maradona fue recibido por Alberto Fernández. Claro, no fue la primera vez que se trasladó a la Casa Rosada y visitó el famoso balcón. El astro posó con una réplica de la Copa del Mundo y se mostró eufórico ante quienes lo miraban desde la Plaza de Mayo. "No vuelven más. Volvimos. ¡Que Macri se vaya a vivir a Tailandia!", gritó. Asimismo, el capitán de la selección campeona del mundo en 1986 le firmó una camiseta argentina al Presidente, en la que, antes de estampar su firma, escribió la dedicatoria: "Para Alberto, con mi corazón de pueblo".

En el cónclave, Maradona mencionó su proyecto para generar "potreros" en los barrios más pobres y colaborar al mismo tiempo con la alimentación de los chicos que lleguen allí a jugar fútbol. En el terreno político solo hubo coincidencias: el campeón del mundo en México 1986 apoyó al kirchnerismo durante la campaña electoral. "Alberto cuenta con el apoyo de todo el pueblo argentino y tiene cero soberbia", expresó Diego desde las redes sociales.

Alberto Fernández recibió a Maradona en la Casa Rosada en diciembre de 2019
Alberto Fernández recibió a Maradona en la Casa Rosada en diciembre de 2019

En el plano internacional, Maradona también se identificó con varios líderes políticos. Tal vez el vínculo más recordado sea con Fidel Castro. Fueron amigos desde 1987, cuando se produjo la primera visita del astro a Cuba, y se reunieron en varias oportunidades, en las que siempre matizaron la charla política con la deportiva. Maradona se trasladó en el año 2000 a la isla caribeña para tratarse su adicción a las drogas tras una crisis en Uruguay que lo tuvo al borde de la muerte y vivió cuatro años al borde del mar Caribe. "Cuba me abrió las puertas cuando me las cerró mi país con muchas clínicas que no me aceptaban", expresó.

En 2005, fruto de esa amistad, Maradona entrevistó a Fidel Castro para una de las emisiones de su programa "La Noche del 10" en la televisión argentina. Castro consideraba a Diego como un "hijo". "Fue mi segundo padre", devolvió el astro del fútbol. Además de amigo personal del ex líder cubano, el argentino siempre fue admirador de la revolución cubana y lleva tatuados los rostros de Fidel, en una pierna, y de Ernesto Che Guevara, en un brazo.

Asimismo, Maradona y Hugo Chávez protagonizaron varios encuentros. Algunos muy recordados, como aquel de 2005, en Mar del Plata, el del Tren del Alba, que reunió a otros líderes como Evo Morales. En aquella ocasión, Chávez lo invitó a Diego a hablar: "Los quiero mucho. Argentina es digna. Echemos a Bush", fueron las palabras del Diez.

Después del Mundial 2010, Diego pasó por Venezuela. Fue llamativo que mientras estaba en la conferencia de prensa, de repente Chávez lo sorprendió, apareció por detrás y le dio una palmada al ex DT de la selección. Rápidamente se sumó a la charla con los periodistas. "Algún día le ganamos a la Argentina y a Brasil", le dijo. Y recordó los tiempos en que la Vinotinto sólo recibía goleadas en la Copa América y eliminatorias: "Venezuela era la cenicienta del fútbol. ¡Cuántos goles nos metían! Peleaban por jugar con Venezuela porque se aseguraban tres puntos. Ahora ya no", subrayó.

Luego, Diego acompañó a Chávez a la graduación de unos estudiantes de una universidad y expresó: "Tiene que estar muy agradecidos a ese señor que está. Porque yo que hablo con él muchas veces y está pensando permanentemente en ustedes. Se preocupa por el bien de Venezuela. Puedo ser o no técnico de alguna selección de aquí en más, pero lo único que sé es que yo soy amigo de Venezuela, amigo de Chávez y amigo de Fidel".

Si se habla de Venezuela, el astro del fútbol también mostró su apoyo a Nicolás Maduro. En 2017 le dedicó un mensaje en Facebook: "Somos chavistas hasta la muerte. Y cuando Maduro ordene, estoy vestido de soldado para una Venezuela libre, para pelear contra el imperialismo y los que se quieren apoderar de nuestras banderas, que es lo más sagrado que tenemos. Viva Chávez. Viva Maduro. Viva la revolución. Vivan los venezolanos de pura cepa, no los venezolanos interesados e involucrados con la derecha".

Fueron varias las veces que Maradona viajó a Venezuela para brindarle "apoyo político" a Maduro, quien alguna le ofreció el cargo de entrenador del seleccionado vinotinto. "Te veo rejuvenecido en las ultimas fotos que te hiciste, te ves muy bien, es Gimnasia y Esgrima La Plata que te tiene así", le dijo el venezolano en la última visita en enero de este año. "Aquí se respira lucha y revolución. Gracias por continuar con el legado del comandante eterno, Hugo Chávez", completó el Diez.

Finalmente, Maradona también exhibió un vínculo estrecho con Evo Morales. En 2008, por ejemplo, el ex jugador defendió el hecho de que el seleccionado boliviano haga como local en la ciudad de La Paz ante los reparos de FIFA por los efectos de la altura, a casi 3.600 metros sobre el nivel del mar. "En nombre de todos los argentinos les digo que no le tenemos miedo a la altura. Yo, con 47 años y con el presidente [Evo Morales] hemos demostrado que se puede jugar aquí", dijo.

Según relató Maradona, el ex mandatario boliviano también le ofreció el cargo de DT en la selección. Eran épocas en las que el Diez trabajaba como director técnico de Dorados de Sinaloa, de la segunda división mexicana. Ya en noviembre de 2019, Diego lamentó "el golpe de estado orquestado" en el país limítrofe. "Sobre todo por el pueblo boliviano, y por Evo Morales, una buena persona que trabajó siempre por los más humildes", escribió Maradona en su cuenta oficial de Instagram.

Las fotos de Diego junto con los líderes latinoamericanos

Diego Maradona y Carlos Menem
Diego Maradona y Carlos Menem Fuente: LA NACION

Maradona y Macri, cuando el ex presidente era el líder de la dirigencia de Boca
Maradona y Macri, cuando el ex presidente era el líder de la dirigencia de Boca Fuente: Archivo

Diego Maradona y Cristina Fernández en 2009
Diego Maradona y Cristina Fernández en 2009 Fuente: Archivo

Alberto Fernández y Diego Maradona en la Casa Rosada
Alberto Fernández y Diego Maradona en la Casa Rosada Fuente: AFP

Diego Maradona y Hugo Chávez
Diego Maradona y Hugo Chávez Fuente: LA NACION

Diego Maradona y Hugo Chávez
Diego Maradona y Hugo Chávez Fuente: AFP

Diego Maradona en una de sus visitas a Evo Morales
Diego Maradona en una de sus visitas a Evo Morales Fuente: EFE

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.