¿Un Mundial sin estrellas? La amenaza de la FIFA contra la creación de la Superliga europea

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, tuvo que marcar posición ante el creciente interés de los clubes europeos de desprenderse de la UEFA
Gianni Infantino, presidente de la FIFA, tuvo que marcar posición ante el creciente interés de los clubes europeos de desprenderse de la UEFA Crédito: DPA
(0)
21 de enero de 2021  • 09:08

La idea está en desarrollo. Pero cada vez toma más forma. Los clubes más poderosos de Europa planean romper el vínculo con la UEFA y formar la Superliga europea. Los rumores de la consolidación de ese nuevo certamen tomaron cada vez más fuerza. Tanta que la FIFA se vio obligada a salir al cruce con un durísimo comunicado de advertencia: si los equipos se agrupan de manera privada para realizar un torneo externo, sus jugadores no podrán participar en las competencias oficiales de seleccionados.

El comunicado, emitido hace minutos, dice:

"En vista de la reciente especulación mediática sobre la creación de una 'Superliga' europea cerrada por parte de algunos clubes europeos, la FIFA y las seis confederaciones (AFC, CAF, CONCACAF, CONMEBOL, OFC y UEFA) desean reiterar una vez más y recalcar con firmeza que tal competición no sería reconocida ni por la FIFA ni por la confederación correspondiente. A todo club o jugador implicado en una competición así, como consecuencia, no se le permitiría participar en ninguna competición organizada por la FIFA ni por su confederación correspondiente".

Los estatutos de la FIFA y las confederaciones, indican que todas las competiciones deben ser organizadas o reconocidas por el organismo. La FIFA tiene autoridad a nivel mundial y las confederaciones a nivel regional. Del mismo modo que las confederaciones reconocen a la Copa Mundial de Clubes de la FIFA, como la única competición válida, la FIFA reconoce a los torneos continentales de clubes organizadas por las confederaciones (como, por ejemplo, la Copa Libertadores).

La FIFA, de esa manera, garantiza la continuidad de su negocio. Y es la encargada, junto con cada confederación continental, de negociar los derechos de televisación de todas las competencias. Lo que los clubes buscan es romper con esa lógica para negociar de manera particular sus acuerdos y obtener mayores ganancias sin un intermediario.

Si la medida que impulsan los equipos prospera, la Champions League podría dejar de existir, porque los principales participantes (Liverpool, Manchester United y Barcelona, entre otros, ya dieron el visto bueno), no estarían más. La alternativa es que la UEFA sostenga su marca "Champions League", con los equipos que queden fuera de la Superliga. Pero serían equipos de segundo nivel.

La FIFA advierte que si los principales equipos organizan una competencia privada, sus jugadores no podrán actuar con sus selecciones:Cristiano Ronaldo y Messi, ya no podrían actuar en Portugal y la Argentina
La FIFA advierte que si los principales equipos organizan una competencia privada, sus jugadores no podrán actuar con sus selecciones:Cristiano Ronaldo y Messi, ya no podrían actuar en Portugal y la Argentina Fuente: EFE

Pero además, un torneo cerrado garantizaría la participación de los principales equipos europeos, que ya no sufrirían por la clasificación en los torneos nacionales, sino que tendrían sus licencias de participación como accionistas del mismo negocio.

Para mostrar la unión dirigencial, el comunicado firmado por el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, está avalado, también por los titulares de las seis confederaciones continentales: el jeque Salman bin Ebrahim Al Khalifa, de Asia; Constant Omari, por África; Vittorio Montagliani, de la Concacaf; Alejandro Domínguez, de la Conmebol; Lambert Maltock, de Oceanía, y Aleksander Ceferin, de la UEFA.

Atalanta v Paris St Germain - Estadio da Luz, Lisboa, Portugal - 12 de agosto de 2020 Neymar y Kylian Mbappé del Paris St Germain celebran después del partido, mientras el juego se reanuda a puerta cerrada tras el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19)
Atalanta v Paris St Germain - Estadio da Luz, Lisboa, Portugal - 12 de agosto de 2020 Neymar y Kylian Mbappé del Paris St Germain celebran después del partido, mientras el juego se reanuda a puerta cerrada tras el brote de la enfermedad por coronavirus (COVID-19) Fuente: Archivo - Crédito: David Ramos / Pool via REUTERS

El ejemplo del básquet

El modelo que puede tomarse como ejemplo es el de la NBA. Una competencia cerrada, sin ascensos y descensos, que negocia sus propios contratos sin depender de un ente superior. Pero ese es, por ahora, un torneo nacional, en los Estados Unidos (con un representante canadiense, Toronto).

Un buen ejemplo de cómo sería una Superliga de fútbol se puede ver con el básquet europeo. En los 90, los clubes más poderosos del Viejo Continente consiguieron independizarse de la FIBA y crearon la Euroliga. Naturalmente el espectáculo creció, fue más atractivo y reportó mejores ingresos. Pero aglutinó a los mejores y excluyó a los equipos que no tuvieran licencias.

Fútbol Fútbol - Clasificatorio Euro 2020 - Grupo B - Portugal v Luxemburgo - Estadio Jose Alvalade, Lisboa, Portugal - 11 de octubre de 2019 El portugués Cristiano Ronaldo reacciona
Fútbol Fútbol - Clasificatorio Euro 2020 - Grupo B - Portugal v Luxemburgo - Estadio Jose Alvalade, Lisboa, Portugal - 11 de octubre de 2019 El portugués Cristiano Ronaldo reacciona Fuente: Archivo - Crédito: REUTERS / Rafael Marchante

Solo quedan un par de plazas de clasificación deportivas para los equipos españoles. Pero la mayoría de los equipos tiene licencias por ser socios fundadores de la Liga, o son invitados si pagan un cachet para ingresar en el certamen (contratos temporales, por dos, tres o cuatro años).

¿Cómo es la relación de esos equipos con FIBA? La máxima entidad del básquet reconoce el torneo y permite que los jugadores participen en sus certámenes internacionales. Sin embargo, al no manejarse con calendarios simultáneos (como las ventanas internacionales de la FIFA), muchas de las estrellas no pueden participar con sus seleccionados nacionales en las eliminatorias del Mundial o de las Copas continentales.

El ejemplo más contundente es el de Eslovenia, campeón europeo vigente, que se quedó fuera del Mundial de China, porque Luka Doncic, Goran Dragic y el resto de sus figuras, no pudieron jugar las eliminatorias porque pertenecían a equipos de la NBA o de la Euroliga y no obtuvieron permisos de sus equipos para ir a la selección.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.