Por la expectativa de un nuevo recorte en el stock estadounidense, el precio del maíz trepó un 2,8% en Chicago

El acelerado ritmo de las exportaciones reduce las existencias en EE.UU.
El acelerado ritmo de las exportaciones reduce las existencias en EE.UU.
Dante Rofi
(0)
8 de febrero de 2021  • 19:04

En una jornada en la que las subas fueron generales para los precios de los granos en la Bolsa de Chicago, se destacó el maíz, con una ganancia de hasta el 2,8%, producto de la expectativa de los operadores con un nuevo ajuste del volumen de existencias finales estadounidenses en el informe mensual que mañana publicará el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA, por sus siglas en inglés). El acelerado ritmo de las ventas externas, con China como nuevo protagonista en el segmento de importadores del forrajero, es una de las razones que afianzan la fortaleza de las cotizaciones del cereal, que se mantienen en lo más alto desde mediados de julio de 2013.

Al cierre de la rueda, las pizarras reflejaron alzas de US$6,01 y de 5,71 sobre los contratos marzo y mayo del maíz, cuyos ajustes fueron de 221,94 y de 221,25 dólares por tonelada.

La escalada del maíz se inició temprano, luego que el USDA, en su reporte semanal sobre inspección de embarques, relevó la salida de 1.577.000 toneladas de maíz, un volumen que superó las 1.116.000 toneladas del informe anterior y la previsión de los operadores, que trabajaron con un rango posible de entre 900.000 y 1.400.000 toneladas.

Cabe recordar que con las ventas confirmadas por el organismo hasta el 28 del mes pasado, los compromisos externos por maíz 2020/2021 sumaron 56,11 millones de toneladas, equivalentes al 86,6% del objetivo que el USDA proyectó en enero para toda la campaña -64,77 millones de toneladas-, que finaliza el 31 de agosto próximo.

Con este dato como fundamento, y frente al informe mensual que el USDA publicará mañana con las estimaciones sobre oferta y demanda de granos y subproductos en el nivel mundial, el promedio de las proyecciones privadas ubicó el stock final 2020/2021 de maíz de los Estados Unidos en 35,36 millones de toneladas, por debajo de los 39,42 millones del reporte de enero y de los 48,76 millones que quedaron como remanente tras el cierre de la campaña 2019/2020. El nuevo ajuste respondería a un incremento en la valoración oficial sobre el volumen de las exportaciones.

Además de las cifras estadounidenses, los operadores esperan que mañana el USDA reduzca el volumen de las cosechas de maíz en Brasil y en la Argentina, desde los 109 y los 47,50 millones de toneladas estimados en enero, respectivamente. Y también prevén que el organismo eleve su cálculo sobre las importaciones chinas del cereal desde los 17,50 millones de toneladas. Los privados elucubran un incremento hasta los 20 millones, una cifra que pondría a China en el primer lugar entre los compradores de maíz, por encima de clásicos importadores, como México y Japón e incluso de la Unión Europea+Reino Unido.

A la tónica alcista del maíz contribuyó el atraso en la zafriña de Brasil, donde la siembra progresó sobre el 3% del área prevista, frente al 23% de igual momento de 2020, según informó la consultora AgRural. Esta situación es otra de las consecuencias de la demora en la cosecha de soja.

Soja y trigo

La primera rueda de la semana también fue muy positiva para los precios de la soja en la Bolsa de Chicago, donde los contratos marzo y mayo sumaron US$7,72 y de 7,44 tras cerra con ajustes de 509,91 y de 509,27 dólares por tonelada.

Al igual que en el caso del maíz, los operadores esperan que mañana el USDA vuelva a reducir su estimación sobre el stock final 2020/2021 de soja estadounidense. En ese sentido, el promedio de las proyecciones privadas ubicó el volumen que quedaría como remanente en 3,35 millones de toneladas, por debajo de los 3,80 millones del reporte de enero y de los 14,28 millones de la campaña 2019/2020.

En cuanto al trigo, la posición marzo en Chicago y en Kansas subió US$5,33 y 5,49, luego de terminar la rueda con un ajuste de 240,95 y de 234,98 dólares por tonelada, respectivamente. Con los fondos como activos compradores tras las pérdidas de la semana pasada -superaron el 3%-, las bajas temperaturas en zonas agrícolas de Estados Unidos y de Europa fueron, en parte, responsables de la tónica alcista de los precios, por los eventuales daños que podrían ocasionar sobre los cultivos de invierno.

Mercado local

Las subas externas del maíz tuvieron un correlato parcial en el Matba Rofex, donde las posiciones marzo y abril del cereal sumaron hoy US$3,50, al cerrar con ajustes de 210,50 y de 210 dólares por tonelada.

En cuanto al mercado físico, donde siguen los problemas con transportistas que restringen las cargas, el tránsito y las entregas de mercadería en tiempo y en forma a terminales portuarias y al resto de los eslabones de la cadena productiva, las ofertas por maíz disponible crecieron de 215 a 220 dólares por tonelada para los puertos de Bahía Blanca y de Necochea, mientras que para el Gran Rosario la mejora fue de 206 a 208 dólares.

El maíz de la nueva cosecha, para las entregas entre marzo y abril, también subió de 215 a 220 dólares por tonelada para las terminales del sur de la provincia de Buenos Aires, en tanto que para la zona del Gran Rosario las ofertas se elevaron de 208 a 210 dólares por tonelada.

Las posiciones marzo y mayo de la soja crecieron US$4 y 3,90 en el Matba Rofex, donde los ajustes resultaron de 328,50 y de 326,50 dólares por tonelada.

Por soja con entrega inmediata las fábricas volvieron a proponer 330 dólares por tonelada para las terminales del Gran Rosario, un valor que hoy fue equivalente a 29.030 pesos y que volvió a quedar lejos de los 30.578 pesos que la Bolsa de Comercio de Rosario calculó como capacidad teórica de pago de la industria aceitera exportadora.

La soja de la próxima cosecha, para las descargas entre abril y mayo, se cotizó a 325 dólares por tonelada en el Gran Rosario; a 320 dólares en Bahía Blanca, y a 320 dólares en Necochea, con mejoras de 3, 2 y de 5 dólares, respectivamente.

Acerca del trigo, las posiciones marzo y julio en el Matba Rofex retrocedieron US$1,20 y 1,30, al cerrar con ajustes de 220,30 y de 222,30 dólares por tonelada.

El trigo disponible se mantuvo estable, en 215 dólares por tonelada para el Gran Rosario; en 220 dólares para Bahía Blanca, y en 205 dólares para Necochea.

Por: Dante Rofi

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.