Gira presidencial: un favor a Messi, US$150.000 y los aviones en tierra de Aerolíneas

El avión de Messi, operado por el empresario Gustavo Carmona
El avión de Messi, operado por el empresario Gustavo Carmona
Diego Cabot
(0)
23 de febrero de 2021  • 16:04

La Argentina de los traslados aéreos podría definirse como el país en el que la carga de vacunas o de insumos médicos viaja en aviones de pasajeros para evocar la épica de la línea aérea estatal, pero los viajes oficiales de personas eligen otra aerolínea. O si el lector lo prefiere, el país en el que el Estado no tiene un avión propio para transportar al Presidente y tiene que alquilar el de su estrella deportiva.

El viaje presidencial a México implicó un desembolso de alrededor de 150.000 dólares para viajar cómodo en el avión de Lionel Messi , mientras varios aviones de Aerolíneas Argentinas reposan en los aeropuertos locales. No solo eso, la comitiva viajó separada. El presidente Alberto Fernández , la primera dama, Fabiola Yáñez; y los secretarios Juan Pablo Biondi y Julio Vitobello fueron en el jet del crack; el resto, en avión de Aeroméxico .

Nadie contestó por ahora por qué esta vez no se optó por un avión de la línea aérea estatal que sí están preparados para pasajeros. Por ahora, la flota ociosa se va a buscar carga a Rusia o a China.

El Tango 01, en El Palomar: todo parece indicar que el destino será chatarra
El Tango 01, en El Palomar: todo parece indicar que el destino será chatarra Fuente: Archivo - Crédito: Horacio Córdoba

El kirchnerismo escribió su propia historia aeronáutica y sumó otro capítulo a la novela de los vuelos presidenciales, que empezó Carlos Menem cuando compró un avión para trasladar a los mandatarios. Aquella aeronave envejeció y nunca más la Argentina tuvo un medio de transporte apropiado para un mandatario. Desde embargos hasta escenografía para una película, todo parece indicar que el destino será chatarra. Después de varios intentos fallidos en la gestión de Mauricio Macri , la Argentina no tiene un avión presidencial de largo alcance.

Esta vez, el presidente Alberto Fernández llegó a México en un avión que es de propiedad de Leonel Messi. El jet es el medio de locomoción que suele utilizar, además del futbolista, su padre. Además del uso familiar, lo explota comercialmente la empresa Flyzar , una compañía de vuelos privados de Gustavo Carmona.

El presidente Alberto Fernández, en su llegada a México
El presidente Alberto Fernández, en su llegada a México Crédito: Captura LN+

A diferencia de otras contrataciones directas, en esta no se llamó a los otros grandes competidores del avión de Messi. Por caso, Royal Class tiene uno más nuevo y con mayores prestaciones que es propiedad del empresario Rubén Chernajovsky que no fue llamada a cotizar.

Los vuelos de este tipo de aviones se cobran por kilómetros y se cotizan en dólares. De acuerdo a valores del mercado, una aeronave con estas prestaciones tiene un valor por kilómetro volado de entre 7 y 8 dólares por cada mil metros. La distancia con México es de alrededor de 15.000 kilómetros ida y vuelta, por lo que un vuelo de este tipo tiene un valor que en el mercado se paga entre 120.000 dólares, más los gastos de la tripulación y de la estadía en el destino. Tres fuentes del mercado coincidieron con ese precio. El valor de la contratación estuvo por encima de esa referencia.

Otro punto será ver cómo se cobran esos dólares. O mejor, cómo se pagan. Si son a dólar billete, turista o Bolsa. Pero eso será cuestión de seguir el pago. Según varios operadores, debería ser a cambio oficial, como se pagan todas las transacciones. Pero tanto el Gobierno como el avión conocen de excepciones. Justamente la aeronave que lleva y trae varios futbolistas desde Europa cada vez que la selección juega aterriza con varios permisos que los demás no tienen. Este tipo de jet, con vuelos internacionales, debe aterrizar en un par de aeropuertos habilitados. Rosario, por caso, no está en ese listado y los seleccionados deberían entrar al país por los lugares autorizados y después hacer el vuelo interno. "El avión de Messi", como se lo conoce en el ambiente, no tiene problemas y cuenta con algunas libertades más. La mano del presidente de la AFA, Claudio "Chiqui" Tapia, está omnipresente detrás de ese avión.

La otra particularidad es la empresa que lo rentó. Comercialmente se llama Flyzar y es propiedad del empresario Gustavo Carmona. Por estos días, en Comodoro Py se terminó de ventilar la prueba de aquel avión que alguna vez el secretario de Transporte de Néstor y Cristina Kirchner, Ricardo Jaime, usara como propio. La fiscalía dice tener probado que efectivamente ese Lear Jet matrícula N786YA llegó al país para ser utilizado por el exfuncionario, hoy detenido en el penal de Ezeiza. Ese avión también era manejado por Carmona, al igual que el de Messi actual.

Fernández, que siempre dice emular los pasos de su padre político, Néstor Kirchner , se apartó esta vez de los lineamientos de aquel. El santacruceño usaba aviones de Aerolíneas cuando era privada. Los dueños de la empresa, los españoles de Marsans, sacaban el avión de la operación habitual, reprogramaban los vuelos y entregaban la aeronave para servir al presidente que iba acompañado por toda la comitiva. Los ibéricos cobraban el costo del vuelo. Ahora, la empresa es pública y no lleva la mandatario. Los tiempos cambian.

Pero años más tarde Alberto Fernández optó por otra alternativa. La comitiva fue confinada a una aerolínea extranjera, Aeroméxico en este caso. Mientras tanto él decidió retozar en un jet de lujo y hacer realidad el sueño de muchos argentinos: sentirse Messi, al menos por unas horas. No es posible emular al 10 en el césped, pero sí en el aire. Y más, cuando paga el Estado.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.