Jubilaciones: el aumento de marzo estará por debajo de la inflación

Según cálculos hechos por especialistas, el primer aumento del año rondaría el 8%
Según cálculos hechos por especialistas, el primer aumento del año rondaría el 8% Crédito: Shutterstock
Silvia Stang
(0)
24 de febrero de 2021  • 14:29

La recomposición de las jubilaciones y pensiones a cargo de la Anses y de otras prestaciones como la Asignación Universal por Hijo (AUH), será de un nivel cercano a 8% en marzo, según el resultado de la fórmula incluida en la ley aprobada a fines de 2020,. Así, el haber mínimo sería de un valor de poco más de $20.570, en tanto que el haber máximo rondaría los $138.400.

El porcentaje se ubica por debajo de la inflación del último trimestre del año pasado, de 11,4%, que es el que se toma como referencia para hacer el cálculo. Por eso, ahora el Gobierno estudia otorgar un bono para los jubilados y pensionados de menores ingresos. Y también estaría bastante por debajo de la suba del índice de precios del actual trimestre, que sería cercana a 12%, según las estimaciones de economistas publicadas por el Banco Central y surgidas del Relevamiento de Expectativas de Mercado (REM).

Durante el debate legislativo, el Gobierno se negó aceptar las propuestas de agregarle a la modalidad de reajustes una cláusula de garantía de cobertura frente a la inflación, y ahora decidirá si asigna un monto adicional, que no alcanzaría a todos sino a quienes cobran los haberes más bajos. Con el inicio de la vigencia de la nueva modalidad, tampoco se dispuso compensar las pérdidas de poder adquisitivo que hubo en los últimos años (13% en 2018; 1,7% en 2019, y entre 0,6% y 8,7% en 2020, en este último caso, dependiendo del nivel de ingresos).

El mencionado 8% es el porcentaje que, según estimaron especialistas en el tema consultados por LA NACION, arroja la fórmula para la primera suba trimestral del año; luego, habrá otras en junio, septiembre y diciembre y, con la última se aplicará -en caso de corresponder- un tope. El cálculo deja al margen el dato de la inflación y considera la evolución interanual que tuvo en un trimestre la recaudación de impuestos que se destinan a la seguridad social, por beneficio, y la variación trimestral de los salarios, según uno de dos índices: el calculado y difundido por el Indec, o la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (Ripte). En este caso en particular se tomará en cuenta el primero, porque fue, de los dos, el que tuvo la mayor variación en el cuatro trimestre de 2020.

La oficialización del porcentaje del aumento debería ocurrir en los próximos días, porque la semana que viene ya se inicia el calendario de pago de los beneficios alcanzados, que no son solamente las jubilaciones y pensiones contributivas y la AUH (que llegaría a $4017), sino también las pensiones no contributivas, la PUAM, y los pagos por hijos a cargo que reciben algunos asalariados del sistema formal y un grupo de monotributistas (que tienen diferentes montos, del cual el más alto equivale al de la AUH). En total, y según los últimos datos publicados por la Secretaría de Seguridad Social, serán cerca de 17 millones las personas alcanzadas por la movilidad.

El especialista en temas de seguridad social e investigador principal del Cippec, Rafael Rofman, estimó que el aumento estará en un nivel "apenas por arriba de 8%". Así, agregó, las jubilaciones "habrán perdido más de 3 puntos porcentuales con respecto a la inflación" y, en el caso de la AUH, si la comparación se hace con el costo de la canasta básica total (que mide el umbral de la pobreza), la recomposición se ubicará casi 7 puntos porcentuales por debajo del incremento de los precios. En algunos casos, quienes reciben la AUH estuvieron recibiendo también la tarjeta Alimentar, que tuvo sus reajustes al margen de lo ocurrido con las prestaciones previsionales.

El economista Sergio Rottenschweiler, investigador en la Universidad de General Sarmiento, también ubicó al resultado de la fórmula de movilidad en un valor levemente superior a 8%.

El último dato que se conoció para completar la fórmula fue el del índice de salarios del Indec de diciembre. En todo el cuarto trimestre de 2020 esa variable avanzó 9,4% y es, entonces, la que se considera para hacer el cálculo en este período, porque el Ripte registró un incremento inferior (de 8%). Por la parte de la fórmula referida a salarios, entonces, se toma un 4,7%. Y a eso se le suma la mitad de la variación interanual de la recaudación de recursos tributarios de la Anses por beneficio, según el dato referido al último trimestre del año pasado.

En los últimos días se conocieron un decreto y una resolución que son normativas reglamentarias de la ley. La medida emitida por el Poder Ejecutivo establece, por ejemplo, cuáles son las pautas generales a tomar en cuenta para la meta de homogeneización de las variables a comparar que dispone la ley. En el período actual, por ejemplo, no se considera, en función de lo dispuesto, la recaudación del impuesto PAIS aplicado a la compra de moneda extranjera (un tributo que en parte se deriva a la Anses), porque a fines de 2019 todavía no existía.

Durante todo 2020 no rigió ninguna fórmula de movilidad, sino que las subas se dieron por decreto y según decisiones discrecionales del Poder Ejecutivo. De esa manera, se hizo un ajuste de unos $100.000 millones, porque si se hubiera aplicado la ley aprobada en 2017, todos los haberes deberían haber aumentado 42%, mientras que en los hechos subieron entre 24,3% y 35,3%. El ajuste tiene su correlato también este año, porque de no haberse suspendido la fórmula, todos los haberes serían más elevados respecto de los valores actuales.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.