Para volver a volar. JetSmart, Andes y Flybondi quieren que YPF las financie

El fondo inversor de JetSmart analiza participar en el mercado de Australia pero dice que no implica consecuencias para la Argentina.
El fondo inversor de JetSmart analiza participar en el mercado de Australia pero dice que no implica consecuencias para la Argentina.
Gabriela Origlia
(0)
26 de junio de 2020  • 09:36

CORDOBA.- Las líneas aéreas privadas que quedan en la Argentina -JetSmart, Andes y Flybondi- esperan una respuesta al pedido de que YPF les financie el combustible a 60 días. Coinciden ante LA NACION en que ese esquema es clave para reiniciar las operaciones el 1 de setiembre, fecha prevista por el Gobierno para que se retomen los vuelos en la Argentina.

Hasta ahora deben pagar al contado o a las 24 horas a la petrolera, mientras que Aerolíneas Argentinas es la única que recibe un trato diferente. En este contexto de crisis, con los aviones en tierra durante casi seis meses, las tres compañías aseguran tener voluntad de seguir operando.

Representantes de las tres empresas aguardan una nueva reunión con el ministro de Transporte, Mario Meoni. La última fue en marzo y, desde entonces, sólo hubo contactos telefónicos. En ese encuentro dejaron una nota con una serie de puntos a resolver para facilitar la continuidad de los vuelos. Uno es que YPF financie el combustible y, el segundo en importancia, es que el Gobierno les permita utilizar el crédito de IVA que tienen a favor para el pago de otras cargas. Las aéreas pagan 21% de IVA en combustible y en pasajes facturan 10,5% por lo que acumulan un saldo a favor importante. Flybondi, por caso, cuenta con US$4 millones por ese concepto.

Todas ya realizaron sus presentaciones de planes de vuelo y esperan la aprobación por parte de las autoridades. Fybondi y JetSmart retomarían todos los destinos que tenían mientras que Andes las redujo; pidió hacer tres veces por semana Buenos Aires-Salta y tres Buenos Aires-Jujuy (el avión hace noche en el aeropuerto de llegada) y tres, Buenos Aires-Puerto Madryn- Comodoro Rivadavia. La empresa tiene 250 empleados, quienes por ahora están cobrando el ATP porque no hay más recursos.

Fuentes de la compañía, que ya tenía problemas financieros antes de la pandemia, confirmaron a este diario que volverán al mercado, aunque no desde el inicio con los cinco aviones que tienen. Entienden que el volumen de pasajeros será menor al anterior al coronavirus y, además, el aeroparque Jorge Newbery no operará por 120 días por el inicio de obras en agosto; los vuelos se concentrarían en Ezeiza.

YPF tiene otros plazos para que Aerolíneas Argentinas cancele el pago de combustible.

En paralelo, sigue la incertidumbre sobre el futuro de El Palomar. En abril, Aeropuertos Argentinas 2000 pidió que dejara de funcionar y el Organismo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos (ORSNA), en un borrador, aconsejaba seguir ese camino, pero después planteó que no tomaría una decisión "por ahora".

Para Flybondi y JetSmart es crucial que siga porque implica una reducción importante en sus costos; no serían los mismos sin van a Ezeiza, que es el destino que les daría Transporte porque Newbery (con la salida de Latam) quedaría para Aerolíneas Argentinas, tanto en vuelos domésticos como regionales.

Las fuentes de las compañías consultadas por este medio insisten en que con la venta de pasajes frenada, no cuentan con capital de trabajo y requieren de que el Estado disponga algunas medidas para paliar la crisis los primeros dos o tres meses de reinicio de operaciones. La financiación del combustible es muy significativa; por hora de vuelo son unos US$4000, el costo más importante de las aéreas. La diferencia con Aerolíneas Argentinas, ratifican, no sólo son los plazos de pago sino "quien pone la plata; en nuestro caso, los recursos son privados".

El destino de El Palomar, donde operan las low cost, sigue siendo una incógnita.
El destino de El Palomar, donde operan las low cost, sigue siendo una incógnita. Fuente: Archivo

En los casos de Fybondi y JetSmart los cálculos pasan por cuánto están dispuestos a perder los accionistas privados (Andes es una empresa familiar). Si bien en todo el mundo las aéreas entraron en crisis, los Estados de Latinoamérica son los que menos aportaron para sortear los problemas.

En el caso de JetSmart fue creada por Indigo Partners, fondo privado de inversión con más de una década de experiencia en el sector low cost a nivel mundial. Flybondi fue fundada por Julian Cook, que dejó el país y la empresa el año pasado, y con inversiones de Cartesian Capital Group LLC y Yamasa Limited. Ambas operan con aviones en leasing (Andes es dueña de los cinco que tiene y devolvió los que alquilaba).

Indigo Partners está analizando la posibilidad de ingresar a Virgin Australia, la segunda entre las mayores aerolíneas de ese país y propiedad de Virgin Group que se declaró insolvente en abril. Su administradora, Deloitte, anunció que el fondo es uno de los interesados junto a Bain Capital, Cyrus Capital Partners y BGH Capital. En la Argentina, donde todavía espera que las autoridades le aprueben la fusión con Norwegian, aseguran que el tema australiano no implica cambios en el mercado local.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.