Se volvió a tensar la relación entre el campo y el Gobierno por las retenciones

La relación entre el campo y el Gobierno está nuevamente complicada por los impuestos
La relación entre el campo y el Gobierno está nuevamente complicada por los impuestos Fuente: LA NACION - Crédito: Marcelo Manera
Diego Cabot
Fernando Bertello
(0)
6 de febrero de 2021  • 02:27

Parece una partida de ajedrez. Uno mueve; el otro mira y espera su turno. Así está el Gobierno con el campo. Desconfiados y calculadores.

Algo así pasó esta semana y una vez mas la relación se tensó. Anteayer, la vicejefa de Gabinete, Cecilia Todesca, no descartó la posibilidad de subir las retenciones. Y el campo inmediatamente fijó su postura: habrá medidas de fuerza si aumenta el porcentaje de impuestos que ya se cobra a las exportaciones de granos.

La postura del Gobierno no llegó a la Mesa de Enlace ya que con la principal agrupación de entidades hay poco diálogo . Sí se la hizo saber a algunos productores grandes y a fabricantes de alimentos. Se podría resumir en dos o tres conceptos. La Casa Rosada piensa que los precios internacionales, ahora más altos, generan una ganancia extraordinaria y empujan los valores internos de los alimentos. Lo que sigue sería "algo hay que hacer", que se completaría con una enorme definición: " Que afuera ganen lo que quieran pero acá hay que buscar una manera de que en el país se equilibren los precios. Les pedimos que ellos nos traigan una propuesta ", confiaron cerca del presidente Alberto Fernández .

Del otro lado, insisten que no hay diálogo con las entidades y que sí puede ser con integrantes de la cadena agroindustrial. Pero eso es todo. Dicho de otra forma, no hay tal diálogo y tampoco habrá propuesta del campo, al menos, por ahora.

La pregunta sería, qué sigue entonces. Unos, el Gobierno, está decidido a despegar el precio afuera con el interno y desde que la Argentina exporta granos ninguna administración tuvo otra idea ante esta situación que implantar retenciones. Otros, el campo, quedó en alerta para iniciar medidas de fuerza si la suba del gravamen se formaliza.

Ayer, una entidad de la Mesa de Enlace alertó que si las retenciones aumentan habrá como respuesta inmediata un paro del sector. Jorge Chemes, presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) dijo que "Si se concreta [la suba], la medida de fuerza será un hecho; sería inmediato un cese de comercialización", dijo a LA NACION.

La última vez que el sector hizo un paro fue por 72 horas en enero pasado con motivo del cierre de las exportaciones de maíz. En ese momento participaron CRA, Federación Agraria Argentina (FAA) y la Sociedad Rural Argentina (SRA).

La escalada empezó cuando Todesca no descartó una suba de los derechos de exportación e incluso defendió las retenciones como una herramienta para controlar los precios de los alimentos. El año pasado la inflación fue del 36,1% y casi 10 puntos más para la canasta alimentaria. El gobierno nacional pretende este año un 29% de inflación. Viene de prorrogar hasta marzo próximo el congelamiento para los precios máximos y precios cuidados con subas de hasta 9%.

Hoy la soja tributa una tasa del 33% y el trigo y el maíz, 12%. Para una nueva suba en soja debería hacerlo vía el Congreso, ya que tiene un tope por ley. Para el caso del trigo y el maíz podría subirlo hasta 15%, pero más allá de eso también requeriría una aprobación del Parlamento.

La discusión que jamás se zanjó en la Argentina radica en un nudo: cuál es el peso de las materias primas sobre el valor de góndola de los alimentos. Según un reciente informe de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, "el maíz representa el 21% del valor del pollo entero de Precios Cuidados, el 13% de los huevos, 12% del pollo trozado, 10% del pechito de cerdo, 8% de la leche y 7% del asado. En tanto, el trigo representa el 13% del precio del pan".

"Es una metodología para mantener un clima de conflicto, mojarnos la oreja constantemente. Esto lo único que hace es generar un peor clima que el que existe", agregó Chemes. Este nuevo capítulo en la discusión será tratado en su habitual reunión de los lunes de la Mesa de Enlace.

El vicepresidente de CRA, Gabriel De Raedemaeker, también reforzó la idea de una medida de fuerza. "No me cabe la menor duda de que si esto prospera tendremos un cese de comercialización inmediato, ni siquiera habría que consultarlo con las bases", apuntó.

Carlos Achetoni, presidente de Federación Agraria Argentina (FAA), consideró un error subir los derechos de exportación para el campo. Dijo que se trata de una receta usada que no dio resultados. "Se debe tratar de declaraciones desafortunadas de una funcionaria, y no de un proyecto en serio que esté evalúe llevar adelante el gobierno nacional porque sería un nuevo error", indicó.

Achetoni destacó que el proceso inflacionario no es generado por el campo. "Estamos dispuestos a sentarnos a trabajar, a acercar propuestas que permitan que el país salga adelante. Se comprende que atravesamos un proceso inflacionario, que de ninguna manera es generado por nosotros, los productores. A nosotros también nos afectan las subas de precios y padecemos el aumento de insumos", indicó.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Comunidad de negocios

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.