Vergonzoso abandono de niños adoptados

(0)
8 de diciembre de 2020  • 00:00

Urge realizar una profunda investigación para que hechos tan aberrantes como el sucedido con dos niños africanos no se vuelvan a reiterar

Conmueve a la sociedad el abandono de mellizos de seis años nacidos en África que habían llegado a la Argentina, luego de aguardar en condiciones de adoptabilidad en el orfanato Casa Emanuel, de Guinea Bissau, antigua colonia portuguesa, tras la muerte de la madre en el parto. La responsable del hogar refiere que todo se inició con una carta intención de adopción enviada por una pareja de argentinos, que "la documentación estaba en orden" y que todo parecía normal. En el seguimiento realizado por videollamadas, los adoptantes habían comentado que los niños eran "hiperactivos", pero nunca anticiparon lo que luego ocurriría.

El padre adoptante dejó a los menores en la Comisaría de la Mujer y la Familia de Bahía Blanca aduciendo que no podía sostener la adopción por dificultades con la vinculación con los niños, problemas familiares, agravados por el Covid-19. El hombre, según medios periodísticos, se presentó con los niños fuertemente sujetos de los brazos, y en el expediente quedó registrado que refirió "razones personales que dificultan su vinculación y sostenimiento de la vida familiar".

La pareja cuenta con una sentencia de adopción en África que deberá ser homologada por la Cancillería, y los niños no tienen DNI, solo pasaporte de Guinea, por lo que se les tramita la ciudadanía argentina legalizada que sus padres adoptivos no concretaron. Aparentemente, las primeras investigaciones indican que habrían ingresado con visa de turistas, por lo que no está claro aún si se estaría ante una verdadera adopción o ante un caso de tráfico ilegal de niños. En el primer caso, habría mucho que decir sobre la forma en que fue otorgada la supuesta adopción. El hombre vive en pareja, con una hija biológica de 11 años. Aparentemente, estuvieron viviendo una semana en Bahía Blanca, luego se mudaron a Neuquén hasta noviembre del año pasado y, de allí, a San Martín de los Andes, donde arribaron en enero y donde actualmente residía la familia conocida por los vecinos, que no detectaron problemas aparentes.

Los niños están bien de salud y alojados en un hogar de cuidado familiar alternativo dependiente del municipio, muy contenidos. Preguntan por su familia y aguardan que los adoptantes los vayan a buscar. A todo esto, la Justicia decidió que, mientras el Estado no resuelva el destino de los niños, los adoptantes deberán hacerse cargo de una cuota alimentaria provisoria hasta tanto se les encuentre una familia sustituta.

La indignación general se centra en la desaprensión del hombre y de su pareja, y abarca desde los otorgantes de la adopción, las autoridades migratorias, la policía que no retuvo a quien los abandonó, la falta de exigencias en la recepción de los niños, y así en adelante. La Asesoría de Menores e Incapaces trabaja para determinar cómo se llevó a cabo la adopción internacional.

Algo está fallando en la ley o en los funcionarios que la ejecutan para evitar las terribles consecuencias de vinculaciones que terminan siendo idealizadas

Se efectuó la denuncia ante la fiscalía correspondiente, pero aún no se ha encuadrado la conducta del supuesto adoptante, si se trata de abandono de persona o incumplimiento de los deberes de asistencia familiar, pero de lo que no cabe duda es de la manifiesta ilicitud de la conducta del individuo, con dos víctimas inocentes.

La prensa informó que se comunicaron 500 personas dispuestas a ayudar e incluso ofreciéndose a adoptar a los niños. Un hecho reconfortante ante el drama vivido.

No menos preocupantes y llamativas fueron las declaraciones de la asesora general tutelar, Yael Bendel, quien expresó que 2 de cada 10 niños menores adoptados son devueltos, y que, entre los mayores de 8 años, la devolución alcanza el 50%.

El vergonzoso y desaprensivo comportamiento de quienes creen en esta suerte de adopción "a prueba" es bien conocido, aunque no en las proporciones que denuncia la asesora local. De lo que no hay dudas es que, de ser así, algo está fallando gravemente en la ley o en los funcionarios que la ejecutan para evitar las consecuencias de vinculaciones muchas veces idealizadas. En cualquier sistema que debe garantizar la seguridad de procesos tan delicados no se entiende cómo alguien puede haber superado los exámenes psicológicos previos, lo cual pone gravemente en duda la experiencia y capacidad de los examinadores, frente a parejas o individuos que conciben "devolver" el niño, como si se tratara simplemente de un paquete equivocado.

Más allá de determinar qué tipo de trámite adoptivo se gestionó para que el desaprensivo señor recibiera a los mellizos africanos, sería deseable una exhaustiva investigación del caso, para corregir lo que sea necesario para que estos aberrantes hechos no se repitan.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.