Coronavirus: el país que compró dosis suficientes para vacunar cuatro veces a toda su población

Un trabajador de la salud se prepara para administrar una vacuna contra la enfermedad por coronavirus de Pfizer y BioNTEech en el Instituto Michener, en Toronto, Ontario, el 14 de diciembre de 2020
Un trabajador de la salud se prepara para administrar una vacuna contra la enfermedad por coronavirus de Pfizer y BioNTEech en el Instituto Michener, en Toronto, Ontario, el 14 de diciembre de 2020 Fuente: AFP
(0)
17 de diciembre de 2020  • 20:33

MONTREAL.- Mientras al menos una quinta parte de la población mundial podría no tener acceso a una vacuna contra el coronavirus hasta 2022, Canadá, con una población de 38 millones, tiene contratos con siete empresas para suministrar suficientes vacunas para 152 millones de personas, y eso no incluye las vacunas que acordó comprar a través del consorcio Covax.

Canadá ha firmado acuerdos de compra con Pfizer, Moderna, Medicago, AstraZeneca, Johnson & Johnson, Novavax y Sanofi-GlaxoSmithKline, con lo que se asegura dosis suficientes para vacunar cuatro veces a toda su población.

Canadá aprobó la inyección el 9 de diciembre para uso de emergencia e inició la campaña de inoculación contra el coronavirus el lunes inyectando a trabajadores de la salud de primera línea y residentes de asilos de ancianos, convirtiéndose en la tercera nación del mundo en administrar la vacuna Pfizer y BioNTech.

La primera dosis, transmitida por televisión en vivo, fue para Anita Quidangen. La trabajadora de apoyo personal en el Rekai Centre, un hogar de ancianos en Toronto, dijo que estaba "emocionada" de haber sido la primera en la fila.

"Es un gran alivio. Claramente, puede que sea sólo el principio del fin, pero sentimos, no obstante, que habrá un final para esta pandemia", dijo el primer ministro Justin Trudeau, dejando en claro que no presionaría para recibir su inyección de inmediato.

En esta foto de archivo tomada el 20 de noviembre de 2020, el primer ministro canadiense Justin Trudeau habla durante una sesión informativa sobre la pandemia de Covid-19 desde Rideau Cottage en Ottawa
En esta foto de archivo tomada el 20 de noviembre de 2020, el primer ministro canadiense Justin Trudeau habla durante una sesión informativa sobre la pandemia de Covid-19 desde Rideau Cottage en Ottawa Fuente: AFP

"Obviamente tenemos que dar prioridad a los más vulnerables, pero en el segundo que tenga una oportunidad, como todos los adultos sanos, lo haré de manera muy visible y con entusiasmo", dijo a la emisora en francés Radio-Canada.

Una segunda ola del coronavirus se está extendiendo por Canadá, lo que obliga a varias provincias a tomar medidas drásticas contra las empresas y limitar las reuniones sociales. Canadá ha informado hasta ahora de 460.743 casos, la mayoría de ellos en Ontario, la provincia más poblada, y Quebec.

"Es una muy buena noticia para Canadá. Es una muy buena noticia para Quebec ", dijo la ministra de Salud federal Patty Hajdu fuera del Centro Geriátrico Maimónides en Montreal, que también comenzó a inmunizar a los pacientes el lunes.

Unos 150 residentes estaban programados para recibir vacunas en Maimónides el lunes, y 50.000 personas serán vacunadas en Quebec para el 4 de enero, dijo el ministro de Salud de Quebec, Christian Dube. Más del 60% de las 13.431 muertes de Canadá se han producido en residencias para ancianos.

Las autoridades sanitarias federales de Canadá pidieron el viernes a las provincias que impongan más restricciones.

Una imagen publicada por el Ministère de la Santé et des Services sociaux (MSSS) de Quebec el 14 de diciembre de 2020 muestra a Gisele Levesque, residente del hogar de ancianos de Saint-Antoine, de 89 años, vacunándose contra el Covid-19 en Canadá
Una imagen publicada por el Ministère de la Santé et des Services sociaux (MSSS) de Quebec el 14 de diciembre de 2020 muestra a Gisele Levesque, residente del hogar de ancianos de Saint-Antoine, de 89 años, vacunándose contra el Covid-19 en Canadá Fuente: AFP

Desigualdad

La Organización Mundial de la Salud (OMS) admitió en septiembre que una de sus mayores preocupaciones era cómo se repartiría la vacuna una vez que esté lista.

Su director, Tedros Adhanom Ghebreyesus, pidió que todas las naciones, ricas y pobres, tengan acceso a la cura: "Debemos mover cielo y tierra para asegurar un acceso equitativo a las pruebas diagnósticas, terapéuticas y a la futura vacuna".

"La vía más rápida para acabar con la pandemia y acelerar la recuperación económica mundial es asegurarnos de que haya personas vacunadas en cada país, no que se vacune a toda la población de solo algunos países", añadió.

Según un análisis de Bloomberg, ya se han asignado 7950 millones de dosis, lo que sería suficiente para cubrir a más de la mitad de la población mundial (la mayoría de las vacunas usan dos dosis), si las inyecciones se distribuyeran de manera uniforme. Eso, sin embargo, no es probable. Los países ricos han cubierto sus apuestas con extensos acuerdos de suministro, y los requisitos de almacenamiento ultrafrío dificultan la entrega de algunas vacunas en lugares remotos.

Agencias AFP y Reuters

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.