Escándalo: espías chinos tenían libertad de acción para realizar interrogatorios en Suiza

El acuerdo permitía a los agentes de inteligencia y seguridad chinos acceso sin restricciones dentro de sus fronteras
El acuerdo permitía a los agentes de inteligencia y seguridad chinos acceso sin restricciones dentro de sus fronteras Fuente: AFP
(0)
9 de diciembre de 2020  • 20:49

BERNA.- En los últimos años, China se ha vuelto más activa en el uso de vías bilaterales y multilaterales para localizar a ciudadanos chinos de interés en el exterior, mientras crece la preocupación en materia de derechos humanos por qué sucederá con los detenidos.

Pero un acuerdo secreto entre los gobiernos de China y de Suiza reveló ser particularmente controvertido, tanto por el secretismo como por las prerrogativas concedidas a los agentes enviados desde Pekín, según señaló el diario británico The Guardian en base a denuncias de organizaciones de derechos humanos.

El "acuerdo de readmisión" de cinco años, que se firmó en 2015 y expiró el lunes, establecía los términos para que los agentes chinos viajaran a Suiza y entrevistaran a los ciudadanos chinos que los suizos querían deportar.

Los "expertos" del Ministerio de Seguridad Pública (MPS) podían ingresar al país sin un estatus oficial, y Suiza se comprometió a mantener la confidencialidad de su identidad. Los informes que produjeron para las autoridades suizas también se mantuvieron en secreto.

El secreto que rodea al acuerdo y al trabajo de los agentes, la elección del socio (un superministerio de seguridad con amplias competencias que incluyen la policía y los servicios de inteligencia) e incluso la presencia de agentes eran inusuales, según la ONG Safeguard Defenders.

"Desde que el líder chino Xi Jinping llegó al poder en 2012, una de sus políticas distintivas, a partir de 2014, ha sido perseguir a los fugitivos chinos en el extranjero, incluidos sus activos. Ha tratado de lograrlo mediante solicitudes de extradición y la ampliación de los tratados de extradición con más países", señaló en su página web, donde analiza detalladamente el tratado.

"Parece inconcebible que cualquier país de Europa occidental otorgue a los agentes de inteligencia y seguridad chinos acceso sin restricciones dentro de sus fronteras", añadió la organización.

El acuerdo provocó indignación en Suiza cuando un medio local informó de su existencia en agosto pasado,en un momento de creciente preocupación internacional por los ataques de China a disidentes y figuras de la oposición.

Hasta entonces, el acuerdo se había mantenido tan secreto que incluso el Parlamento suizo y el Comité de Asuntos Exteriores no sabían de su existencia. Desde entonces, el comité votó para exigir consultas antes de su renovación.

"Dado el terrible historial de derechos de los detenidos en China, también es una preocupación legítima si las personas repatriadas estarían expuestas a torturas u otros malos tratos si fueran detenidas", dijo Leo Lan, vocero del grupo Defensores de los Derechos Humanos de China.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.