El régimen chino aumenta el control del sector privado: "No tenemos más remedio que seguir al partido"

Xi Jinping quiere un control estatal aún mayor en la segunda economía más grande del mundo, y se espera que las empresas privadas de todos los tamaños se alineen
Xi Jinping quiere un control estatal aún mayor en la segunda economía más grande del mundo, y se espera que las empresas privadas de todos los tamaños se alineen Fuente: AP
(0)
11 de diciembre de 2020  • 10:06

PEKÍN.- Xi Jinping , que durante mucho tiempo desconfió del sector privado, se está moviendo de manera asertiva para dominarlo.

El líder más poderoso de China quiere un control estatal aún mayor en la segunda economía más grande del mundo, y se espera que firmas privadas de todos los tamaños se alineen, publicó el diario The Wall Street Journal . El gobierno está instalando a más funcionarios del Partido Comunista Chino (PCCh) dentro de empresas privadas, privando a algunos de crédito y exigiendo a los ejecutivos que adapten sus negocios para lograr los objetivos estatales.

Xi Jinping, que durante mucho tiempo desconfió del sector privado, se está moviendo de manera asertiva para dominarlo
Xi Jinping, que durante mucho tiempo desconfió del sector privado, se está moviendo de manera asertiva para dominarlo Fuente: AP

En algunos casos, se hace cargo en su totalidad de empresas que considera indisciplinadas y las absorbe en empresas estatales.

El impulso está impulsado por una convicción cada vez más profunda dentro del liderazgo del país de que los mercados y los empresarios privados, si bien son importantes para el ascenso de China, son impredecibles y no se puede confiar plenamente en ellos. La opinión de que los planificadores estatales manejan mejor una economía compleja se ha vuelto más popular este año, y Pekín depende en gran medida de las directivas estatales para diseñar una recuperación en forma de V del impacto del Covid-19.

Xi ha dejado especialmente claras sus prioridades en los últimos meses. En septiembre, el partido emitió nuevas directrices para las empresas privadas, recordándoles que deben servir al estado y prometiendo utilizar la educación y otras herramientas para "mejorar continuamente el consenso político de los empresarios privados bajo el liderazgo del partido".

Solo unas semanas después, Xi intervino personalmente para bloquear la oferta pública inicial de 34.000 millones de dólares de una de las firmas privadas más grandes de China, Ant Group, en parte por preocupaciones de que estuviera demasiado centrado en sus propias ganancias en lugar del objetivo estatal de controlar las finanzas

El mensaje no pasa desapercibido para los empresarios, que están reorientando sus negocios para apaciguar al estado o renunciando por completo a la empresa privada.

"Para nosotros, las pequeñas empresas, no tenemos más remedio que seguir la fiesta", dice Li Jun, propietario de 50 años de una empresa de piscicultura en la provincia oriental de Jiangsu. "Aun así, no nos beneficiamos en absoluto de las políticas gubernamentales".

Li cerró recientemente una planta procesadora de productos del mar porque no podía obtener préstamos bancarios, un problema persistente para las empresas privadas, a pesar de las reiteradas promesas de Pekín de hacer que el crédito esté más disponible para ellas.

El riesgo para China es que la vigorosa afirmación de Xi sobre las prerrogativas estatistas entorpezca el tipo de innovación, espíritu competitivo y energía desenfrenada que impulsó el crecimiento explosivo de China en las últimas décadas.

Las políticas económicas que ayudaron a nutrir al gigante del comercio electrónico Alibaba Group Holding Ltd., el conglomerado tecnológico Tencent Holdings Ltd. y otras historias de éxito global parecen estar llegando a su fin, dicen economistas dentro y fuera de China. Como resultado, dicen, las empresas chinas se están volviendo menos parecidas a las estadounidenses, que son impulsadas por las fuerzas del mercado y dependen de la innovación y el consumo privados.

La oficina de información del Consejo de Estado, el gabinete de China, no respondió a las preguntas escritas para este artículo.

Reunión del Politburó

En tanto, en reunión, el Politburó, el máximo órgano el Partido Comunista, concluyó que China ampliará la demanda interna, intensificará la apertura y mantendrá las operaciones económicas "dentro de un rango razonable" en 2021, según comunicó la agencia Xinhua.

El gobierno intensificará sus esfuerzos antimonopolio y evitará la expansión desordenada del capital, informó Xinhua sobre la reunión de la que participó el presidente Xi Jinping.

China también garantizará que no haya un rebrote a gran escala de la pandemia del coronavirus, dijo el politburó.

"Es de enorme importancia que (nosotros) hagamos un buen trabajo en el trabajo económico, ya que el próximo año es un año de especial importancia para el proceso de modernización de China", informó Xinhua.

El 2021 marcará el primer año de un nuevo plan quinquenal que China considera vital para sortear la llamada "trampa de la renta media".

Agencia Reuters

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.