Una mujer de 26 años adoptó a 14 huérfanos después de un viaje a África

Los 14 jóvenes provenían de un orfanato y habían sido víctimas de abuso
Los 14 jóvenes provenían de un orfanato y habían sido víctimas de abuso Crédito: Letty McMaster
(0)
21 de octubre de 2020  • 12:25

Algunas experiencias marcan a fuego la vida de las personas, hay un antes y un después, se transforman en hitos. Eso fue lo que sucedió con una joven británica. Tras viajar a Tanzania en 2013, decidió radicarse en ese país y adoptó a 14 niños de un orfanato que habían sido víctimas de abuso.

En 2013, con solo 18 años, Letty McMaster decidió hacer un viaje de un mes a África. Dejó su Kent natal, en el Reino Unido, para hacer un voluntariado en un orfanato de Tanzania. Sin embargo, eso que en primera instancia iba a durar 30 días se convirtió en una experiencia de amor, entrega y solidaridad que ya lleva más de siete años.

La británica Letty McMaster (26) tomó la decisión luego de haberse radicado en ese país africano en 2013
La británica Letty McMaster (26) tomó la decisión luego de haberse radicado en ese país africano en 2013 Crédito: Lad Bible

McMaster llegó a Iringa, un pueblo ubicado 260 kilómetros al sur de Dodoma, la capital de Tanzania. Una vez allí comenzó a trabajar como voluntaria en un orfanato. En esa institución conoció la cara más cruda de la vida de los que nada tienen: abandono, hambre y abuso físico y psicológico por parte de las propias persona que debían cuidarlos.

De acuerdo con la joven, el personal del orfanato se quedaba con el dinero proveniente de las donaciones. El resultado de esa maniobra corrupta terminaba perjudicando a los niños que solo recibían un plato de comida una vez al día.

Tras una batalla legal logró que ese espacio se cerrara. Además obtuvo la custodia legal de nueve internos que se quedaron sin nada tras el cierre de la institución y de otros cincos que rescató de la calle.

La casa donde viven los chicos adoptados por McMaster fue reacondicionada gracias a los fondos que recaudó durante los últimos siete años
La casa donde viven los chicos adoptados por McMaster fue reacondicionada gracias a los fondos que recaudó durante los últimos siete años Crédito: Lad Bible

Luego de haber fundado la ONG Street Children Iringa, McMaster logró recaudar fondos para refaccionar una casa donde hoy viven todos los jóvenes que rescató. Con diferentes edades, algunos reciben educación y los de mayor edad logran acceder a la universidad.

"Estos chicos son mi vida, los crío a todos por mi cuenta y eso hace que tenga que hacer malabares con todos. Siempre había tenido en mente que quería ayudar a los niños de la calle, pero nunca imaginé terminar haciendo todo esto. Soy la figura paterna en la casa; algunos de los niños pequeños que nunca tuvieron padres me ven como su madre, pero la mayoría me ve más como una hermana mayor, ya que no soy mucho mayor que algunos de ellos", explicó McMaster en declaraciones a la prensa que reproduce el portal Lad Bible.

ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.