Hasta la pista: la fiesta online que nació en la cuarentena llega a su fin hoy

"Hasta la pista" comenzó como una fiesta online pensada por el DJ y productor Villa Diamante
"Hasta la pista" comenzó como una fiesta online pensada por el DJ y productor Villa Diamante
(0)
29 de noviembre de 2020  • 13:40

Hasta la pista nació como show vía streaming de cuarentena. La propuesta, en principio, era simple: llevar la experiencia del DJ y productor Villa Diamante a la virtualidad, mezclar música, ser compañía y ocupar una agenda de actividades que, de un momento a otro, había quedado en blanco.

Con un género predominante por noche, Diego Bulacio empezó con HLP la primera semana en que se decretó el confinamiento y, a lo largo de los meses que siguieron, pasó de ser una transmisión de música a explorar tantos cruces como permitieron las plataformas. Luego, armó un equipo de artistas de distintas disciplinas que, en todas sus ediciones, exploró lo musical e informativo como en la radio, lo visual como en la televisión, y acercó cuerpos que bailan a través de videollamadas de Zoom. Tras 120 emisiones, esta noche será la última oportunidad de acompañar el vivo de un experimento artístico de cuarentena.

"Una semana antes de la cuarentena ya se habían caído las fechas de los dos meses que seguían, fue medio peli catástrofe", sostiene Villa Diamante a LA NACIÓN sobre los días de marzo en los que todavía se desconocía el extraño devenir de 2020. De esa incertidumbre surgió la idea de pasar música vía streaming todas las noches. "Me divertía tener la posibilidad de bajar algo de data, cosa que en una pista de baile no puedo hacer", dice Bulacio sobre el primer formato de HLP, en el que mandaba la música, pero intervenía su voz para acercar contacto humano en el aislamiento más estricto y en algunos de los días más raros de todo el año.

Hasta la pista nació como show vía streaming de cuarentena y fue mutando durante los meses de ASPO
Hasta la pista nació como show vía streaming de cuarentena y fue mutando durante los meses de ASPO

Esa versión de HLP se fue transformando al ritmo de dos factores. Por un lado, la perspectiva de una cuarentena más larga redujo las emisiones a tres por semana: jueves de electrónica, sábados de fiesta y domingos de indie. Por el otro, Villa Diamante y algunos de sus socios en distintos proyectos vieron posibilidades de complejizar el ciclo agregándole tantas capas que ponerlo en la categoría de "fiesta online" le quedó chico.

La primera intervención fue la de la artista audiovisual Carla Sanguineti (VJ BabyCall), también pareja de Bulacio, que después de las primeras transmisiones de HLP propuso explotar la imagen del streaming de YouTube y empezó a producir el mundo visual del ciclo. En estética y en herramientas digitales, Sanguineti cambió la forma de trabajar respecto de cualquier show que hubiera hecho antes de marzo de 2020. "Fue un entrenamiento de guerra porque empecé a usar programas de transmisiones televisivas", sigue. En ese proceso surgió la idea de hacer operaciones gráficas, combinar videos, imágenes y gifs, con materiales preexistentes, pero también interviniéndolos en vivo. "Fue interesante ir viendo fotos y videos de los setups que muchos hacían en sus casas, proyectando nuestra transmisión, jugando con luces", explica. "La virtualidad no se alteró, pero se rompió un poco la distancia".

Además del mundo visual que aportó la VJ, pasados algunos meses de las primeras transmisiones, Hasta la pista se hermanó con Sepicall, un proyecto que consistió en una videollamada grupal en la que cada sábado del ASPO se bailó la misma música frente a la webcam: se escuchaba en YouTube y se bailaba por Zoom. El resultado, esos cuadraditos naturalizados durante los meses de pandemia como rostros digitales, convergieron a su vez en la proyección de HLP cada sábado.

Los domingos, HLP se dedicó a expandir su perfil radial con secciones como "Tira Data", dedicadas a hurgar en perfiles e historias vinculadas a la cultura, a cargo del productor Carlos Sidoni. También recuperó lo mejor de Charly Garcia en la sección "Momento García" de Alejandro Mazzei, y finalmente, en cada encuentro de domingo, tuvo un "Text Jockey" invitado, en una lista ecléctica que curó Javiera Pérez Salerno. El aporte de los TJs (que escribían en un archivo colaborativo y Sanguineti capturaba constantemente para llevarlo a la transmisión), igual que los cuerpos bailando a distancia, aportaron otro momento performático muy propio del vivo.

"Los cuerpos que escriben están ahí, con sus errores en el tecleo, seleccionando y curando textos, interactuando con las imágenes y la música", explica Pérez Salerno. La variedad de text jockeys invitados aportaron un factor sorpresa: pasaron poetas, periodistas, fanáticos de los anagramas y hasta bots. "Lo que nos propusimos fue explorar el lenguaje en un sentido muy lúdico y el texto de una forma súper expandida, lo que permitió que se dieran cosas realmente geniales", suma Pérez Salerno.

Con el paso del ASPO al DISPO, la promesa de Hasta (que vuelva) la pista quedó más cerca de cumplirse. "Ahora que, de a poco, algunos lugares comienzan a abrirse, nos pareció que era un buen momento para darle un cierre", explica Villa Diamante. Con la transmisión de despedida de hoy, que contará con la poeta y música Paula Trama (vocalista de Los Besos) como TJ, HLP interrumpirá la dinámica que mantuvo entre marzo y noviembre, con la posibilidad de reformularse en otro formato durante 2021.

"Fue un proyecto que nos puso a colaborar intensamente durante meses en que todo se frenó para muchos de nosotros", dice Bulacio, que hoy convive con la nostalgia de abandonar esas transmisiones y el deseo de no tener que volver a despedirse de las pistas. Durante 120 emisiones, esa colaboración intensiva tuvo la virtud de sacar belleza del caos: "Tratamos de sacar lo mejor de este momento y encontramos una forma muy linda de expresarnos", dice Bulacio. "Esperamos que, de a poco, podamos volver a las pistas tal cual las conocíamos".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.