La empresa donde trabajaba se fue del país; ella creó su propia marca de juegos para chicos

Florencia Gorosito (38) trabajó once años en Grimoldi. Cuando la empresa se fue del país tuvo que reinventarse y así le dio forma a Djur Kids, su marca de juegos y deco para chicos.
Florencia Gorosito (38) trabajó once años en Grimoldi. Cuando la empresa se fue del país tuvo que reinventarse y así le dio forma a Djur Kids, su marca de juegos y deco para chicos.
Jimena Barrionuevo
(0)
26 de noviembre de 2020  • 14:26

Con la llegada de su primer hijo, la incertidumbre de no saber si quería volver a su rutina de oficina, llevó a Florencia Gorosito (38) a replantearse su situación laboral. Con un título de Diseñadora de Indumentaria por la Universidad de Buenos Aires, hacía once años que se desempeñaba como Brand Manager de tres marcas de zapatos muy reconocidas de una empresa grande.

Cumplidos los seis meses de su licencia por maternidad y con esa inquietud en mente, finalmente arregló un horario reducido de oficina (de 9 a 14 h) para poder continuar con su trabajo en relación de dependencia pero también con la idea de encarar nuevos desafíos. Sin embargo, al año de haber vuelto a su puesto, Felipe, su segundo hijo se incorporó a la familia. "Era abril de 2019: la situación de la empresa estaba complicada. Una de las marcas que yo tenía a cargo dejaba el país y, aunque me costó, fue el momento de terminar con una etapa que ya había llegado a su fin".

Activa por naturaleza, fue en los meses de licencia que Florencia había comenzado a dar forma en su cabeza al que luego se convertiría en su proyecto propio. "Soy una persona inquieta y de repente me encontré con bastante tiempo para crear y pensar. Con el armado del cuarto de mi primer hijo y la búsqueda de objetos para decorarlo nació la idea de Djur Kids, una iniciativa de juego y decoración a partir de diferentes ilustraciones de animales, que combina materiales nobles. Creo que los animales conviven siempre en la infancia de los niños y no pasan de moda. Ese fue el concepto que puse como premisa".

Florencia con sus hijos Felipe y Salvador de 2 y 4 años: "ellos fueron y siguen siendo mi mayor inspiración".
Florencia con sus hijos Felipe y Salvador de 2 y 4 años: "ellos fueron y siguen siendo mi mayor inspiración".

Proyecto responsable

Lo primero que hizo entonces fue contratar a una persona con experiencia en manejo de redes sociales. Sabía que eso necesitaba tercerizarlo. Además ideó y organizó una serie de reuniones con expertos y referentes del rubro juguetes que la ayudaron a entender sobre el negocio y los requisitos necesarios para empezar a construir una marca completa.

Guiada por esa búsqueda contactó a la Cámara del Juguete y este año logró certificar sus productos a través del IRAM como juguetes seguros. 24 animales -de granja, de bosque y de mar-, conforman la propuesta de Djur Kids como alternativa a las narrativas infantiles dominantes, y que acerca a los chicos colores, texturas y diseños de un tiempo más puro, humano y simple. Hay imanes, abecedarios, números, vinilos, sellos, cuadernos -para marcadores y tizas- cuadros, banderines, tablas de crecimiento, dominó, memotest y una edición especial de Navidad para los fanáticos de la celebración. "Me encanta pensar que los chicos pueden estar dibujando con alguno de nuestros cuadernos, se puedan ir a bañar con los animalitos y que el cuarto esté decorado con los vinilos. Cada animal tiene su nombre y cuenta su propia historia".

Eso no fue todo, incorporó códigos de barra y junto al diseñador de su equipo armó un packaging casita para salir al mercado mayorista. Es esfuerzo valió la pena: hoy Alparamis, Tienda Festival, Neoda y algunas tiendas más pequeñas en el interior del país son parte de la cartera de clientes de su firma. "Llegar a Alparamis fue absolutamente emocionante. Un día me contactaron para conocer la propuesta. Me acuerdo que armamos un catalogo exprés con mi diseñador para una mejor presentación de la marca y al mes ya estábamos en sus tiendas. Me importa mucho la imagen de la marca, dónde se puede vender y estar en Alparamis es un gran logro".

Lentamente la marca fue creciendo, pero la propuesta base de Florencia siempre se mantuvo firme. "Que los chicos puedan acceder a juguetes simples -que no hagan cosas, sonidos, por ejemplo)- es fundamental para estimular su imaginación. ¿Por qué? Porque cuando reciben juguetes que ya tienen funciones propias, esto les limita muchísimo el campo de acción. Por esto es que con nuestros juguetes didácticos queremos volver a las bases, a los juegos simples que necesitan de la imaginación de los chicos para cobrar vida". ?

Ahora Florencia está enfocada en tener todo listo para las fiestas y poder responder a la demanda. "Luego de la experiencia del día del niño, que fue muy fuerte y donde las ventas fueron más que interesantes, estoy trabajando para estar preparada para poder duplicar los números".

Los consejos de Florencia

  • No quedarse solamente con los conocimientos que se adquieren en la formación académica. "Es muy importante abrirse a otros caminos para que lo que uno elija hacer sea con mayor fundamente y poder entender más el todo. Así es como yo siendo diseñadora de indumentaria, pude trabajar en marketing y luego armar un negocio completo con su marca".
  • Apostar a las propias convicciones. "A veces cuesta, porque es motivarse constantemente aunque tengamos piedras en el camino, pero creo que con amor, paciencia y profesionalismo todo se puede lograr".
  • Investigar y ser persistente. "Poder hablar con gente de diferentes rubros, conocer diferentes opiniones, mandarse. A veces uno se sorprende y en el camino se cruza con gente que le abre las puertas con mucha generosidad".

Djur Kids donó más de 300 animalitos al Hospital Tornú al comienzo de la pandemia en el país.
Djur Kids donó más de 300 animalitos al Hospital Tornú al comienzo de la pandemia en el país.

En números

$150.000 fue la inversión inicial que hizo Florencia.

22,8 K seguidores tiene en Instagram (@djurkids)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.