¿Qué significa soñar con ratas?

Soñar con ratas por lo general tiene connotaciones negativas ya que las asocia a la transmisión de enfermedades
Soñar con ratas por lo general tiene connotaciones negativas ya que las asocia a la transmisión de enfermedades Crédito: Pixabay
(0)
4 de noviembre de 2020  • 12:35

Dentro de la cultura occidental, uno de los animales que provoca mayor rechazo socialmente es la rata. El hecho de soñar con ratas puede tener muchos significados y orígenes, pero en general, son de connotación negativa. Son animales que están muy vinculados con la muerte o las enfermedades y, frecuentemente, se las considera una plaga.

Entre los significados más recurrentes, soñar con ratas puede implicar nerviosismo, problemas no afrontados o miedos del inconsciente. Debajo de ello, pueden radicar problemas de ansiedad relacionados, generalmente, a cosas que la persona rechaza en su vida cotidiana.

Aún así, no hay una explicación única para este tipo de sueños, sino que depende del contexto de cada persona. En este sentido, es importante poder identificar en cuál área de la vida es aquella es la más perjudicada y, en función de ello, poder analizar el sueño de forma que no quede solamente en esa etapa onírica y nada más.

Sin embargo, hay que destacar que esta multiplicidad de significados en el momento en el que se sueña con ratas puede tener diferentes orígenes y por tanto, deben considerarse todos los detalles antes de analizar un sueño en particular, al igual que la forma en la que encarar los potenciales problemas que visualiza el inconsciente.

Ratas blancas, negras, grandes, pequeñas...

Por ejemplo, soñar con ratas blancas puede significar que, a pesar de que haya problemas que afrontar, el subconsciente mantiene una actitud optimista para resolverlos, por lo que se considera que es capaz de superar un obstáculo. Mientras que soñar con ratas negras representa una perspectiva totalmente opuesta en la que la persona puede sucumbir ante esos miedos.

Además, es importante el tamaño que tienen las ratas en los sueños. Si son pequeñas, puede significar que a pesar de que existan problemas, éstos tienen una importancia menor en el inconsciente y no representan una gran amenaza. Por el contrario, soñar con ratas grandes advierte que se enfrentan problemas mucho más graves, a menudo relacionados a grandes crisis (laboral, de pareja, familiar).

Es importante resaltar que debe prestarse atención al accionar de las ratas en los sueños para interpretarlos. En este sentido, si el sueño implica una rata entrando en la propia casa, puede significar que la mente no está del todo a gusto con su cotidianeidad y existe algo del entorno cercano que está incomodando a la persona.

El peor de los casos es cuando en los sueños, las ratas están mordiendo o, en un caso extremo, comiéndose a la persona. En tales casos implica que se tiene un miedo extremo a afrontar un problema personal que es de gran importancia.

Hay quienes interpretan que soñar con ratas no solo representa negatividad o miedos, sino que puede asociarse también a un cambio que se avecina y que simplemente las ratas representan la salida de una zona de confort a la que el subconsciente se había acostumbrado. Al ser animales que generan incomodidad en la cultura occidental, un sueño de este estilo puede ser la manera en la que la mente se resiste a un cambio muy fuerte.

Las ratas en otras culturas

Aunque a este lado del mundo se ve a las ratas como un animal desagradable, la cultura oriental, en especial el horóscopo chino, vincula a la rata con la generosidad, la esperanza, la sorpresa y la bondad. Al respecto, se la asocia con una persona que puede brindar mucho más de lo que aparenta en cualquier situación.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.