Una argentina en Berlín. Creó una comunidad para ayudar a otros a trabajar la creatividad

Desde MiniCarbono, Carla Bonomini genera contenido original que promueve la empatía y el respeto y ayuda a otros a expandirse y explorar su creatividad.
Desde MiniCarbono, Carla Bonomini genera contenido original que promueve la empatía y el respeto y ayuda a otros a expandirse y explorar su creatividad.
Marina Tortorella
(0)
25 de noviembre de 2020  • 19:39

MiniCarbono, como la conoce su comunidad creativa de Instagram, no solo genera contenido original que promueve la empatía y el respeto, sino que además creó un refugio para ayudar a otros a expandirse y explorar su creatividad. Se mudo a Berlín con su novio y sus dos gatitos en febrero del 2020 y desde allí da workshops y talleres online para freelancers de todo el mundo.

Crecimiento independiente

Carla Bonomini (30) años es Lic. en publicidad de la Universidad del Salvador, se especializó en contenido audiovisual y desde hace varios años trabaja de manera freelance.

Desde chica admiraba a su mamá, verla conquistar el mundo corporativo marcó sus inicios y la inspiró a tener confianza e ir siempre por más. Pero como en la vida, dentro del seno familiar habitaban dos mundos: por un lado su madre independiente y trabajadora y por el otro un padre emprendedor que la motivó a crear su propio negocio y animarse.

El primer trabajo lo tuvo al finalizar la universidad en una agencia BTL "mi jefe siempre me dio un montón de espacio para crear, me cargué al hombro proyectos importantes siendo muy chica, trabajé con clientes grandes, hasta viajé a Ciudad de México por laburo con ellos". Dentro de la vida corporativa encontró a quien sería su socia en el primer emprendimiento que montó: Felina Media.

En cada uno de sus trabajos se deja entrever la sensibilidad que la caracteriza: "el proyecto que más satisfacción me dio es Minas a la obra, una serie de videos de un minuto protagonizados por mujeres que crean cosas hermosas con las manos. Mujeres que, además de talento y fuerza emprendedora, tienen un "no sé qué" que me genera el impulso de contar sus historias".

Carla Bonomini (30) es Lic. en publicidad de la Universidad del Salvador y se especializó en contenido audiovisual.
Carla Bonomini (30) es Lic. en publicidad de la Universidad del Salvador y se especializó en contenido audiovisual.

Introspección creativa como bandera

La inspiración es subjetiva -dice Lali mientras le da un sorbo a su mate y la noche comienza a caer en Berlín a través de su enorme ventana- y desde ese punto parte para sostener que para ella la inspiración es "sentirte llena de bien y con ganas de transmitirlo al mundo". Para alguien que pasa sus días generando contenido y ayudando a otros emprendedores a organizarse, mantenerse activos y estimulados para cumplir objetivos, la inspiración tiene que estar en todos lados: desde la ropa, la decoración de la casa, los colores que vestimos. La naturaleza, sus colores tierra, la madera como material.

Carla no sólo marca el camino creativo de quienes confían en ella, sino que lo aplica en su vida diaria. Su día comienza a las 6.30 am, con una agenda llena de checklist y objetivos que cumplir. Al contrario de lo que se cree dentro del mito del creativo, para ella un día claro y bien organizado es la clave para cumplir con lo que desee hacer: "La ecuación siempre es un poquito de introspección sensible + un poquito de planificación y estructura = un montón de magia".

Carla Bonomini se mudo a Berlín con su novio y sus dos gatitos en febrero del 2020 y desde allí da workshops y talleres online para freelancers de todo el mundo.
Carla Bonomini se mudo a Berlín con su novio y sus dos gatitos en febrero del 2020 y desde allí da workshops y talleres online para freelancers de todo el mundo.

Sobre su trabajo

Uno de los desafíos más grandes que atravesó fue reconocer y superar sus limitaciones: aprender a recibir ayuda, valorar su trabajo, esquivar la mirada del otro y mantenerse organizada y creativa de forma constante. Gracias a su propia experiencia y con la sensibilidad, empatía y curiosidad como motores y características inconfundibles, se dispone a trabajar: "Me encanta ayudar a otros a patear sus limitaciones autoimpuestas, desbloquearse, sacarse de encima expectativas ajenas y presiones sociales".

  • Workshops: enfocado en los passion projects, le enseña a otras personas a desarrollar sus propios proyectos personales: "está dividido en dos partes, la introspectiva en la cual descubrimos qué cosas nos gustan y nos apasionan y en qué somos buenos para encontrar una idea de proyecto que nos ayude a sacar todo esto a la luz, y la segunda parte está orientada a herramientas concretas para aprender a planificar con estrategia esos proyectos y efectivamente hacerlos".
  • La Baumhaus: nació junto con el newsletter: "en cada envío trato un tema puntual referido a la creatividad y La Baumhaus es el lugar en el que, en comunidad, seguimos desarrollando en mayor profundidad estos temas a través de misiones mensuales, un club de lectura, otro de cine-debate, charlas en vivo, chats, etc. Surgió como una especie de revancha de las redes sociales: un espacio en el que los algoritmos no determinan la información que te llega, un lugar seguro en el que no importan los likes y el protagonista es únicamente tu proceso y tu desarrollo personal. Es un refugio, con todas las letras, y eso es lo que más me motiva para seguir en ese camino".

En números

  • 4.518 suscriptores en el newsletter mensual
  • 300 personas en 6 ciudades distintas son los participantes de los Workshop (presencial)
  • 322 personas participan de los Workshop (online)
  • 170 personas integran Baumhaus
  • 18,5 K seguidores en Instagram (@minicarbono)

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.