Una estancia rústica que invita al descanso

Amantes de la pesca, los dueños de esta casa patagónica conjugaron una arquitectura armoniosa con un paisaje que parece infinito.
(0)
19 de junio de 2013  • 12:35

Producción: Arq. Eugenia Cides| Fotos: Daniel Karp.

"La Patagonia puede ser bellísima, y también muy dura: por el frío, la lluvia y la nieve en invierno; y el sol, el polvo y la sequedad en verano. La Patagonia también es inmensidad, vistas incansables, cielos eternos, colores de tierra (siena y ocre) y contadas explosiones de verdor y agua bajo un inmenso manto azul". Así la define el arquitecto Pablo Velazco Suárez, director del estudio que lleva su nombre y que, junto a Willy Sánchez, le dio forma a esta estancia a orillas del río Chimehuín, cerca de San Martín de los Andes, en un proyecto que se completó con la intervención de la diseñadora de interiores Agustina Gaddi.

Desde esa concepción es que se empezó a proyectar la casa, pensada como refugio y mirador abierto al infinito. "Siempre con un profundo respeto por el entorno y la expresión de los materiales tradicionales del lugar: piedra, madera, tierra y agua", asegura Velazco Suárez. Es la vivienda de tiempo libre de una familia que ama la Patagonia y los deportes que allí se pueden practicar, como la pesca con mosca. Por eso, la cercanía con el agua era vital: fue así que se orientó la estructura arquitectónica de modo que el eje del estar coincidiera exactamente con el eterno fluir del río.

Los arquitectos sugieren

* Se utilizaron elementos destinados a otras funciones de manera decorativa, como una coquera peruana o los morrales para darles de comer a los caballos.

* Las ventanas se colocaron casi a modo de cuadros, para que se destaque el paisaje. Por eso, las más amplias tienen marco con aluminio y las pequeñas, que son más contenedoras, marco de madera.

* La vajilla se diseñó especialmente, combinando los colores blanco, verde, ocre y borravino, todos presentes en la estructura de la casa y la naturaleza de la zona.

* Se tuvo en cuenta que los dueños pescan; de ahí las comodidades para ellos, como los bancos de obra para llegar y sacarse cómodamente los waders, un fuentón para limpiarse las botas y percheros fuertes para colgar la ropa y los equipos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Lifestyle

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.