Corazón vencido

(0)
12 de octubre de 2020  • 04:05

Después de siete meses, volver al microcentro y caminar sus calles resulta una experiencia estremecedora. Lo primero que salta a la vista son los cientos de locales que han bajado las cortinas o que anuncian que lo están haciendo. A la avenida Santa Fe le queda poco y nada de "la Gran Vía del Norte". La cuarentena interminable le ha quitado gente, pulso, esplendor. Hay cuadras en las que se ven más comercios cerrados que abiertos. "Vivimos del turismo y de los oficinistas, y en este momento no tenemos ninguno de los dos", dice el encargado de una casa de ropa a media cuadra de la Plaza San Martín, que está liquidando las últimas mercaderías. También han desaparecido bares, restaurantes, pizzerías, y los que subsisten dan lástima con unas pocas mesas ocupadas en la vereda. En el nuevo paisaje, llama la atención la cantidad de personas en situación de calle, incluso reunidas en grupos y con colchones y hasta muebles que les sirven de guarida; un policía dice que se niegan a ir a los centros de albergue que tiene la Ciudad por temor a contagiarse el virus. El olor a orín invade las calles. Un vecino del barrio advierte. "Ojo que, cuando empieza a oscurecer, esta zona se pone heavy".

Eso es hoy el corazón de la opulenta Buenos Aires.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS leídas ahora

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.