Un abogado de Cristina y Eduardo Farah: el kirchnerismo quiere nombrar dos nuevos jueces en la Cámara Federal

El juez Eduardo Farah podría volver a la Cámara Federal si se revierte su traslado, pero el kirchnerismo impulsa una terna que tiene como favorito a Roberto Boico, abogado de Cristina Kirchner en la causa por el memorándum con Irán
El juez Eduardo Farah podría volver a la Cámara Federal si se revierte su traslado, pero el kirchnerismo impulsa una terna que tiene como favorito a Roberto Boico, abogado de Cristina Kirchner en la causa por el memorándum con Irán Fuente: Archivo
Iván Ruiz
Hernán Cappiello
(0)
13 de diciembre de 2020  • 03:40

Después de la disputa por las vacantes de los jueces Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi, el kirchnerismo acelera ahora para nombrar a dos magistrados en la Cámara Federal de Comodoro Py, un tribunal clave por su capacidad de revisar los casos judiciales más sensibles para la política.

El oficialismo avanzó esta semana con un acuerdo en el Consejo de la Magistratura que permitiría el jueves aprobar un puñado de ternas y que tiene, además, la intención de darle luz verde al regreso del juez Eduardo Farah a la Cámara Federal, un cargo que desempeñó durante diez años.

Roberto Boico, abogado de Cristina Kirchner
Roberto Boico, abogado de Cristina Kirchner Crédito: TÉLAM

El Consejo aprobará en el plenario del jueves la terna de aspirantes para desembarcar en la Sala II de la Cámara, cuyo favorito es Roberto Boico, quien se desempeña como abogado de Cristina Kirchner en la causa por la firma del memorándum con Irán. Boico, que terminó en el segundo lugar en el orden de mérito del concurso, sería elegido por la Casa Rosada para enviar su pliego al Senado, informaron fuentes del oficialismo.

Su designación despierta resistencia en la oposición, que había quedado a la espera del comienzo de una negociación con el oficialismo. Pero el kirchnerismo abrió antes un diálogo con los representantes de los jueces Ricardo Recondo y Juan Manuel Culotta para aprobar esa y otras ternas de aspirantes para ocupar vacantes en los fueros Penal Económico, Laboral, Civil y Comercial, pudo reconstruir LA NACION.

Con este acuerdo, entonces, el kirchnerismo podría alcanzar el jueves la mayoría especial que se requiere en el Consejo para aprobar esas ternas pendientes. "Es muy difícil llevar adelante un bloque opositor así, cuando tenés integrantes que se cortan solos", se quejó un opositor. Cerca de los jueces argumentaron que la única posibilidad de impedir que Boico sea incluido en la terna podía costar una paralización del Consejo ante un quiebre que deje sin mayoría tanto al kirchnerismo como a la oposición. Y agregaron que cuando se trata de una sola vacante en un lugar clave como la Cámara Federal es el bloque mayoritario -en este caso el oficialismo- el que suele imponer sus nombres.

"Boico es un excelente candidato a camarista. Hizo un gran examen y una muy buena entrevista", resumió un consejero kirchnerista. Y recordó que cuando le tocó desempeñarse como conjuez en el Cámara de Casación Penal, en 2015, también dejó una buena impresión entre sus pares.

La vuelta de Farah

La primera discusión de esta semana en el Consejo se dará el martes cuando la comisión de Selección trate el pedido de Farah para volver a la Cámara Federal. Farah solicitó al Consejo volver a integrar ese tribunal ya que considera que la Corte Suprema juzgó -en el fallo por el caso Bruglia y Bertuzzi- que sus traslados "no satisfacen" lo dispuesto por la Constitución para nombrar jueces federales.

Tras una década en la Cámara Federal, Farah había pedido su traslado al Tribunal Oral N°1 del fuero Penal Económico después de haber ordenado, en marzo de 2018, la liberación de los empresarios kirchneristas Cristóbal López y Fabián de Sousa.

Eduardo Farah busca volver a la Cámara Federal
Eduardo Farah busca volver a la Cámara Federal Fuente: Archivo

El controvertido fallo, que luego fue revertido en Comodoro Py, también le costó la continuidad en el cargo a su compañero de sala, Jorge Ballestero, que se jubiló. Farah después volvió a ser trasladado a la justicia federal de San Martín, donde trabaja en la actualidad.

El consejero kirchnerista Diego Molea elaboró un dictamen que avala el regreso de Farah a la Cámara, al entender que el magistrado concursó por ese cargo y fue designado en dicho tribunal en 2008. Como último paso antes de ser designado, desde el oficialismo especulan, además, con un decreto firmado por el Ejecutivo que neutralice sus traslados anteriores.

En cambio, el diputado opositor Pablo Tonelli presentó otro dictamen que rechaza el regreso de Farah y reclama que esa vacante de la Sala II sea resuelta con una nueva vacante en el concurso que protagoniza Boico, pero que tiene otros aspirantes como los jueces Diego Amarante y Alejo Ramos Padilla.

Las decisiones que podría ejecutar esta semana el Consejo resultarán clave para la configuración de la Cámara. El kirchnerismo sentirá alivio si finalmente logra el desembarco de Boico y Farah en la Sala II de ese tribunal, que ahora tiene como único juez a Martín Irurzun, un camarista cuestionado reiteradamente por Cristina Kirchner,

Mientras se define la discusión por la Sala II, el caso de Bruglia y Bertuzzi marcó un largo camino para el desenlace de lo que pueda ocurrir en el Sala I. Después del fallo de la Corte Suprema, los camaristas permanecerán en sus cargos hasta que el Consejo resuelva un nuevo concurso que comenzó hace un mes y podría demorar años hasta resolverse.

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.