Contagios: Alberto Fernández, Horacio Rodríguez Larreta y Axel Kicillof, en estado de alerta, pero sin nuevas restricciones

Las señales de alerta se encendieron tras el repunte de casos esta semana, con 11.650 nuevos contagiados ayer, una cifra que no se alcanzaba desde hace un mes y medio
Las señales de alerta se encendieron tras el repunte de casos esta semana, con 11.650 nuevos contagiados ayer, una cifra que no se alcanzaba desde hace un mes y medio
Santiago Dapelo
(0)
30 de diciembre de 2020  • 15:04

Sin nuevas restricciones en lo inmediato, pero en estado de alarma. En medio de la escalada de casos positivos de coronavirus esa fue la conclusión a la que arribaron en la reunión de emergencia que encabezaron el presidente Alberto Fernández; el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, y el gobernador bonaerense, Axel Kicillof.

Preocupado por el rebrote -ayer se sumaron 11.650 casos, una cifra que no se alcanzaba desde hace más de un mes y medio-, el Presidente los convocó para hacer un diagnóstico de la situación y evaluar medidas.

Si bien por ahora no habrá anuncios ni cambios, los tres mandatarios quedaron en volver a reunirse la semana próxima -jueves o viernes- para hacer un nuevo repaso. Es que todavía no está claro si se trata del comienzo de la segunda ola de contagios o se trata de las consecuencias de un diciembre cargado de eventos sociales sin control, como el velatorio de Diego Maradona, las múltiples movilizaciones de organizaciones sociales y deportivas, y las plazas a favor y en contra la legalización del aborto.

"Se va a monitorear y evaluar semanalmente la situación y no dudaremos en tomar las medidas que sean necesarias", confió Kicillof a un grupo de colaboradores tras el encuentro.

A diferencia de lo que ocurrió entre septiembre y noviembre, el incremento está focalizado principalmente en los jóvenes, lo que genera un efecto arrastre en los mayores. Al menos por ahora hay alivio porque no hubo un cambio significativo en la ocupación de camas de terapia intensiva. Fernández, Rodríguez Larreta y Kicillof coincidieron en que hay un relajamiento social y que llegó la hora de reforzar el mensaje a la población para que "extremen los cuidados" y apelando a la "responsabilidad de todos y todas"; sobre todo durante los próximos días.

Este es un llamado a la responsabilidad de todos
Diego Santilli

"Tenemos un crecimiento de casos, ahora más que nunca hay que cuidarse. Este es un llamado a la responsabilidad de todos", dijo a LA NACION el vicejefe de gobierno, Diego Santilli, que también participó del encuentro.

En los próximos días, según confiaron fuentes oficiales, el gobierno nacional comenzará una campaña de comunicación "más agresiva" con el objetivo reforzar los cuidados personales, como el distanciamiento social, el lavado de manos y la utilización del barbijo.

"Vemos con fuerte preocupación el aumento de casos. Apelamos a la responsabilidad social y les pedimos a todos los bonaerenses que extremen los cuidados y tomen todas las precauciones necesarias para las reuniones de fin de año", dijeron fuentes cercanas a Kicillof.

En paralelo, el Presidente le pidió a los gobernadores y los intendentes que extreman los controles para evitar grandes aglomeraciones. Hasta ahora, las fiestas clandestinas fueron un problema sin solución. El mensaje también bajó a las fuerzas de seguridad.

Mientras se llevaba a cabo la reunión en la quinta presidencial de Olivos, en la Casa Rosada, un importante colaborador del Presidente celebró el avance del plan de vacunación: hasta el mediodía ya se habían vacunado 22.307 personas en 202 ciudades del país.

Así, después de varios meses, el Presidente reeditó la fotografía que monopolizó la toma de decisiones durante los primeros meses de la pandemia. En el medio, la relación entre el gobierno nacional y la Ciudad quedó seriamente golpeada tras la decisión de avanzar con el recorte de la coparticipación y la sanción de la ley que agudizó aún más la poda -más de 65.000 millones de pesos-, lo que derivó en un endurecimiento de la batalla en tribunales.

Esa norma también creo una comisión en la que la Nación y la Ciudad tendrán que discutir, en un plazo de 60 días, la suma que deberá recibir el distrito porteño para financiar los servicios transferidos. Según pudo saber LA NACION, el Gobierno citó al jefe de gobierno porteño a una reunión para los próximos días para comenzar a discutir. A esta altura, difícilmente Rodríguez Larreta se presente.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.