Cuadernos: un empresario cercano a Cristina Kirchner pidió a la Corte la nulidad de la causa

El empresario dueño de Electroingeniería Gerardo Ferreyra acudió a la Corte Suprema para que las declaraciones de los arrepentidos en el caso de los cuadernos sean declaradas nulas
El empresario dueño de Electroingeniería Gerardo Ferreyra acudió a la Corte Suprema para que las declaraciones de los arrepentidos en el caso de los cuadernos sean declaradas nulas Crédito: Twitter
Candela Ini
(0)
17 de diciembre de 2020  • 10:46

La Corte Suprema de Justicia deberá pronunciarse sobre la causa de los cuadernos de las coimas, que fue elevada a juicio hace más de un año y cuyo proceso difícilmente comience el próximo año.

Después del fallo de la Cámara de Casación Penal que rechazó los planteos de inconstitucionalidad de la ley del arrepentido, el vicepresidente de la firma Electroingeniería, Gerardo Ferreyra, acudió al máximo tribunal con una queja para que esa resolución sea revocada y con el expreso pedido de que todas las declaraciones de los arrepentidos en ese expediente sean declaradas nulas.

"De la CSJN se solicita revoque el resolutorio en crisis, declare la nulidad absoluta, total e insanable de las declaraciones de imputados/colaboradores (arrepentidos) que se realizaron sin registro en soporte técnico idóneo, conforme lo establece el art. 6° y c.c. de la Ley 27.304, y disponga en su consecuencia el sobreseimiento en la causa", planteó Ferreyra a través de su abogado defensor Eduardo Barcesat en un escrito al que accedió LA NACION.

Una vez más, se apuntó a la forma en que el juez Claudio Bonadio y el fiscal Carlos Stornelli tomaron las declaraciones de los imputados colaboradores, sin grabaciones y en actas de papel. Ese punto fue desestimado por la Sala I de la Cámara de Casación con el fallo emitido hace dos semanas.

Con fuertes críticas a la instrucción de la causa y a la investigación judicial, el abogado de Ferreyra pidió la nulidad de todo lo actuado y que su cliente sea sobreseído. Dijo que la causa está basada en un "relato ficcional", en el que también involucró a La Nacion.

"Esta causa -así lo ha sostenido reiteradamente esta defensa técnica-, es el paradigma de la doctrina del "fruto del árbol venenoso" -indicó Barcesat-. Ninguna prueba ha sido legítimamente incorporada. Los cuadernos son inexistentes. Y esa inexistencia, hay que decirlo, es para impedir todo peritaje criminológico sobre la antigüedad del papel y de la tinta de las anotaciones; tampoco soporta un examen grafológico para determinar en qué condiciones se hicieron las atestaciones".

"Las delaciones han sido obtenidas en base a la extorsiva amenaza de la inmediata privación de libertad", agregó el abogado.

En enero de este año, la vicepresidenta Cristina Kirchner visitó las represas hidroeléctricas de Santa Cruz y estuvo acompañada por Gerardo Ferreyra. Mientras estuvo detenido por el caso cuadernos, durante más de un año, fue de los pocos empresarios que no pidió acogerse al régimen del imputado colaborador.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.