Daniel Scioli, tras la reunión con Jair Bolsonaro: "El Presidente pidió desideologizar la relación"

El embajador se reunió ayer con el presidente Jair Bolsonaro y aseguró que buscará "un nuevo punto de partida" tras los conflictos bilaterales y revitalizar el alicaído intercambio comercial
El embajador se reunió ayer con el presidente Jair Bolsonaro y aseguró que buscará "un nuevo punto de partida" tras los conflictos bilaterales y revitalizar el alicaído intercambio comercial Crédito: Twitter
Marcelo Silva de Sousa
(0)
20 de agosto de 2020  • 11:24

Para el embajador argentino en Brasil, Daniel Scioli, el primero de los objetivos que se propuso cuando llegó a este país, la semana pasada, comenzó a cumplirse ayer. En un encuentro de casi una hora con Jair Bolsonaro, hubo señales de distensión para la dificultosa relación que han entablado el gobierno de Alberto Fernández y el brasileño. Scioli aseguró que ahora podrá enfocarse casi exclusivamente en un segundo objetivo, tal vez más complejo: revigorizar el alicaído intercambio comercial.

"Voy a buscar que este nuevo punto de partida del vínculo con Brasil nos permita ir incrementando en forma sostenida la cantidad y calidad del intercambio", dijo Scioli en una entrevista con LA NACION. El embajador, que busca darle una impronta "ejecutiva y comercial" a su tarea, quiere eliminar trabas burocráticas para relanzar el comercio con el gigante sudamericano.

Scioli confía que la reunión con Bolsonaro marcó un relanzamiento de la relación con el vecino Brasil. "Me dijo que vamos a trabajar juntos y quiere lo mejor para la Argentina", aseguró. El embajador, quien le obsequió a Bolsonaro un juego de ajedrez, marcó como uno de los puntos salientes de la distensión el compromiso para concretar un encuentro personal entre mandatarios.

-¿Cómo resultó la reunión con Bolsonaro?

-Cumplió las expectativas. Tocamos varios de los temas que nos interesan a ambos países, como la integración en infraestructura, modernizar nuestros pasos fronterizos, la agenda nuclear y la importancia de fortalecer la industria automotriz. El contenido fue profundo. Lo más importante fue el trato muy llano y cordial de Bolsonaro.

-¿Qué le pidió Alberto Fernández antes de llegar a Brasil?

-El mensaje fue "trabajemos juntos", pensando en el futuro y sin ideologizar la relación, y me pidió que se lo transmitiera al presidente brasileño. Hubo una reciprocidad por parte de Bolsonaro, que me dijo que quiere de corazón lo mejor para la Argentina y que vamos a trabajar juntos.

-¿Es el fin de los cortocircuitos?

-La reunión fue para ordenar la política, traer un mensaje claro y contundente y que Bolsonaro sepa de la buena voluntad de nuestro presidente. Él tiene la misma predisposición. Se dio un gran paso para afianzar los lazos, pero la relación se construye todos los días. Le pedí a Bolsonaro mantener línea directa con sus ministros. Voy a reunirme con la ministra de Agricultura, Tereza Cristina. El viernes voy a almorzar con el canciller, Ernesto Araújo, para entrar de lleno en nuestra agenda bilateral.

-¿Cuándo van a reunirse Fernández y Bolsonaro?

-Esa posibilidad surgió espontáneamente en la charla. Hay predisposición de ambos y quedó el compromiso de las cancillerías de coordinar el encuentro personal.

-¿Cómo vio el tratamiento que tuvo la pandemia por parte del gobierno brasileño? El canciller Felipe Solá dijo que Brasil eligió "proteger la economía y dejar la pandemia expandirse".

-No voy a opinar.

-Una encuesta de Datafolha publicada en la última semana mostró que en la pandemia Bolsonaro alcanzó su mejor aprobación. ¿Ve que aquí se valoró algo diferente de la forma en que la Argentina encaró la pandemia?

-En Brasil cada estado tomó su estrategia, su decisión, para abordar esta problemática. Hay protocolos que se respetan, se usa el barbijo, y han avanzado con laboratorios para conseguir la vacuna, que será la solución de fondo.

-¿Las dificultades que trajo pandemia cambió en algo su estrategia de trabajo para los próximos meses en Brasil? ¿Es más prioritario trabajar para que lleguen más productos argentinos a Brasil?

-Mi intención era a esta altura haber estado en cada rincón de Brasil. Es una política de estado de la Argentina exportar más. Brasil es central para generar divisas genuinas, especialmente en el agronegocio. Hay distintas trabas burocráticas, que a partir de la reunión que tuve con Bolsonaro y en las próximas que tendré buscaré eliminar para dar mayor dinamismo al intercambio.

-En los últimos días hubo quejas de Itamaraty por demoras y trabas al ingreso de importaciones brasileñas a la Argentina.

-Ese tema ya fue aclarado y no fue tocado en la reunión. Más del 90% de las licencias de importación fueron aprobadas, y estoy en contacto con Ariel Schale, secretario de industria.

-El intercambio comercial entre países cayó casi 30% este año. ¿Brasil puede recuperar el papel de primer socio comercial de Argentina?

-Tiene que ver con lo que pasó en el Mercosur. Más allá de una sana competencia a ver quién es el primer socio, voy a buscar que este nuevo punto de partida del vínculo estratégico con Brasil a partir de lo expresado por los dos presidentes nos permita ir incrementando en forma sostenida la cantidad y calidad del intercambio. Nuestro gran desafío es la exportación de materias primas que tengan cada día con mayor valor agregado.

-Si uno ve el programa del ministro de Economía de Brasil, Paulo Guedes, las diferencias entre gobiernos, más que ideológicas, parecen estar en el proyecto económico y en especial en la cuestión del Mercosur. ¿Cómo ve esa situación?

-Soy de quienes creen que la política conduce la economía. Miremos el programa que ha implementado Brasil con el Auxilio Emergencial (una ayuda de 115 dólares a informales durante la pandemia), que vendría a ser parecido a nuestro IFE. Aquí en estos momentos se está replanteando el rol del Estado y de la asistencia a los más vulnerables hasta que la normalidad y recuperación de nuestras economías vaya generando empleo genuino.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.