Luis Majul: "Quiénes y por qué necesitan silenciar al periodismo que no se calla"

El análisis de Luis Majul, en LN+

27:15
Video
Luis Majul
(0)
2 de julio de 2020  • 21:59

  • ¿Quiénes necesitan silenciar al periodismo que no se calla? Un grupo de personas muy poderosas que no se puede sacar de encima graves causas de corrupción.
  • ¿Para qué? Para que las audiencias se olviden del asunto, en el medio del Covid-19 y el desastre económico más grande de la historia argentina o para generar un estado de opinión en donde todos parezcamos lo mismo. Pero, ¿quiénes son ellos?
  • Hay como una decena, pero los más activos son tres: Cristina Fernández, Hugo Moyano y Cristóbal López.
  • Los tres tienen mucho poder, dinero, odio, sed de venganza y mucha capacidad de meter miedo. Muchos fiscales y muchos jueces les tienen miedo. Muchos dirigentes del oficialismo y de la oposición les tienen miedo. Gobernadores de todos los colores políticos les tienen miedo y hasta el propio presidente, Alberto Ferrnández, les tiene miedo.

  • ¿Por qué les tienen tanto miedo? Porque ya demostraron que no tienen ningún límite, ni moral, ni político, ni ético, ni legal. Además están urgidos y desesperados y les queda muy poco tiempo para operar. Cuando pase el Covid-19, ya no tendrán la más mínima oportunidad de zafar.
  • Sigo con el cuentito que es muy fácil de entender. La reiteración de algún concepto es para que quede todavía más claro. La vicepresidenta tiene cuatro causas muy pesadas que no se puede sacar de encima: Memorándum de entendimiento con Irán, Obra pública (tiene su origen causa Carrió 2008), Hotesur y Los Sauces y Los cuadernos de la corrupción.
  • Prestá atención a la fecha de inicio de cada una, porque eso da por tierra con la mentira del lawfare. La causa de la obra pública comenzó en 2008, por una denuncia de Carrió y otros diputados. En ese entonces, gobernaba Cristina, con plenos poderes.

  • Los Sauces y Hotesur se abrió en 2014, por una denuncia de Margarita Stolbizer y Silvina Martínez. También gobernaba Cristina, con mayorías holgadas.
  • El Memorándum de entendimiento con Irán se abrió en 2015, cuando todavía ella era jefa de estado. Solo la causa de los cuadernos se inició en 2018, mientras gobernaba Mauricio Macri.
  • Pero, ¿por qué no se las puede sacar de encima? Porque ya fueron elevadas a juicio oral y tienen alto impacto internacional. Algunas, como es el caso del Memorándum, son imprescriptibles.
  • Vamos de nuevo: ella seguía teniendo el poder y no fue perseguida por un fiscal o un magistrado en particular. Todas las causas pasaron por varios fiscales y magistrados y nadie vulneró su derecho de defensa.

  • Pero si no existieran periodistas que no se callan muy poco te lo recordarían. Algo parecido sucede con Hugo y Pablo Moyano. Soportan, entre los dos, una docena de causas, pero cinco son las más graves.
  • La de la mafia de los medicamentos que investiga también fraude en la obra social de los camioneros, la cual se inició con una denuncia de Graciela Ocaña en 2011. En esta oportunidad, Cristina recién empezaba su segundo mandato.
  • La causa por asociación ilícita para defraudar a Independiente, que se abrió en marzo de 2017, a pesar del miedo que metió el abogado Llermanos a decenas de fiscales y jueces. Está en la etapa previa al juicio oral y Pablo Moyano sigue imputado, no se lo puede sacar de encima. Lograron quitarle la causa al fiscal Sebastián Scalera y la tramita la jueza Branda Madrid.
  • Otra causa por lavado de dinero en Independiente la mantiene "cajoneada" el juez de Quilmes Luis Armella. La investigación se inició en 2018 y acusan a los Moyano de usar la estructura del club para lavar dinero del sindicato.
  • Una causa más por presunto lavado de dinero en la compra de propiedades en Parque Leloir la tiene el juez federal de Morón Néstor Barral.
  • La causa denominada Oca es por lavado de dinero y evasión impositiva y la inició la Procelac del gobierno de Macri. La empresa y el gremio intercambiaron más de 100 millones de pesos entre 2014 y 2016. El juicio lo tramita el juzgado penal económico número 3, del juez Rafael Caputo junto con la fiscal Alicia Sustaita. Por ahora, continúa sin novedad.
  • El Presidente sabía todo esto cuando asumió, sin embargo, ni bien empezó la pandemia le dedicó a Moyano este manto político de impunidad, uno parecido al que le tendió a la vicepresidenta durante la campaña.
  • ¿Cómo creés que se habrán sentido los fiscales y los jueces que investigan a Moyano después de esto? Dejame que aventure una respuesta: con un miedo aterrador. De hecho, no hubo grandes novedades y sí muchos retrocesos después de esto.
  • Perdón que siga siendo monotemático, pero Cristóbal López y Fabián de Sousa tienen el mismo problema que Cristina y Moyano: ambos siguen procesados por evasión fraudulenta. La Justicia ya probó, en tres instancias, que su empresa Oil se apropió indebidamente del impuesto a la transferencia de combustibles por un monto que se calculó en 800 millones de dólares. Ambos estuvieron cerca de dos años detenidos y recuperaron su libertad, pero no su inocencia ni su buen nombre y honor. La causa se inició en 2016 por una denuncia de Hugo Alconada Mon.
  • Pero, no es el único juicio: en 2017 Cristóbal y De Sousa fueron denunciados por lavado de activos junto a Lázaro Baéz. Ese tramo de la investigación se agregó a la causa Los Sauces y Hotesur. Están procesados, además, en la causa de los cuadernos de la corrupción.
  • Cristóbal y De Sousa son los dueños de C5N, la señal que viene insistiendo, a través de sus periodistas más impresentables, que nos van a meter presos.
  • ¿Cómo creés que se pueden sentir los fiscales y los jueces que los investigan cuando hacen zapping y se detienen en la pantalla de C5N?
  • ¿Cómo creés que se van a sentir los fiscales y los jueces que lo investigan, incluso el juez del concurso, cuando ve que el Presidente, que no tiene tiempo para nada, le da entrevistas una y otra vez a esa señal de noticias?
  • ¿Cómo creés que se puede sentir cualquier periodista argentino que mira los programas políticos?
  • Con miedo.
  • Mucho miedo. Y con más miedo todavía, si empiezan a percibir que Cristina, Moyano, Cristóbal, con el silencio que aturde del Presidente, parecen convalidar esta locura de venganza e impunidad.
  • ¿Y por qué elegir como blanco a cada uno de los pocos periodistas que no se callan? Como ejemplo para meter miedo a todos sus colegas, pero también a la militancia, al Poder Judicial, al Presidente que está ocupado en otra cosa y a la sociedad en general.
  • Los abogados de estos tres grupos de tareas ahora mismo concentran sus fuerzas en un solo juzgado, de Federico Villena, en Lomas de Zamora. Y, ¿por qué allí?
  • Encontraron en ese juez cierta vulnerabilidad y debilidad. Lo presionan, diciéndole, repitiéndole, que podría pagar muy caro su decisión de mandar a cuidar a Cristina y al Instituto Patria ante la posibilidad de un supuesto atentado. Le recuerdan que lo podrían escarmentar porque es el mismo que ordenó las escuchas en el penal de Ezeiza con que el juez Bonadio abrió una causa denominada Operativo puf.
  • ¿Villena tiene miedo? No lo sabemos.

Por: Luis Majul
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.