Sergio Massa y Amado Boudou, una enemistad que se impuso a los vínculos del pasado en la Ucedé, la Anses y el club Tigre

Sergio Massa y Amado Boudou se conocieron mientras militaban en la Ucedé y se reencontraron en la ANSES; también compartieron espacios de gestión en el Club Tigre
Sergio Massa y Amado Boudou se conocieron mientras militaban en la Ucedé y se reencontraron en la ANSES; también compartieron espacios de gestión en el Club Tigre Fuente: Archivo
Candela Ini
(0)
1 de febrero de 2021  • 08:41

En 2014, Sergio Massa apoyó la realización de un juicio político contra el exvicepresidente Amado Boudou -que nunca se concretó-. En 2017, promovió el desafuero del exministro de Planificación Julio De Vido. Hace una semana, en medio de los pedidos para que los exfuncionarios kirchneristas implicados en causas corrupción reciban un indulto o una amnistía, dijo que promover una amnistía sería "absurdo".

Pese a integrarse al Frente de Todos, Sergio Massa intentó dejar en claro que su postura sobre los escándalos de corrupción del kirchnerismo se mantiene. En su entorno reconocen que se posiciona así por una cuestión estratégica. Pero la relación entre Massa y Boudou no siempre fue tirante.

Se conocieron en la Ucedé, donde compartieron la militancia liberal, y luego se reencontraron en la Anses: mientras Massa ya estaba en la estructura del organismo, Boudou ingresó como analista, de la mano del marplatense Benigno Vélez -quien, una vez que Boudou fue designado ministro de Economía, fue nombrado secretario legal y técnico en esa cartera-. Vélez fue un nombre clave en el nacimiento del vínculo entre Massa y Boudou.

Y fue cuando el tigrense ascendió a director de la Anses que Boudou fue nombrado gerente del área de presupuesto. Tal era la amistad que en su momento Massa mantenía con Boudou que lo impulsó para que fuera tesorero de Tigre, club en el que él mismo se desempeñaba como vocal.

Sergio Massa, Malena Galmarini y Amado Boudou, juntos en la cancha alentando a Tigre
Sergio Massa, Malena Galmarini y Amado Boudou, juntos en la cancha alentando a Tigre Fuente: Archivo

En 2004, Massa, que por entonces ya era el titular de la Anses, se convirtió en el hombre fuerte del Club Tigre, sin la necesidad de un cargo ejecutivo. Fue uno de los nueve vocales titulares. Pero la clave estaba en que el resto de la mesa directiva respondía directamente a él.

El desembarco de Massa en el club coincidió con los éxitos deportivos y con el inicio de una etapa de bienestar económico, en la que se levantaron más de 150 juicios y la masa societaria trepó "de 800 a más de 8000" integrantes. Pasaron los primeros tres años al frente del club y la reelección era cantada. Luis Pedro San Andrés, el hombre de Massa, arrasó en las urnas y sumó a la comisión directiva a un nuevo integrante: Amado Boudou, por entonces un funcionario de peso en la Anses y que al poco tiempo iba a convertirse en ministro de Economía y vicepresidente de la Nación.

"Boudou era amigo de Massa y estaba en la Anses. No tenía trayectoria en el club. Su paso no fue ni bueno ni malo, ya que no era de ir a las reuniones de comisión directiva a pesar de que era el tesorero",dijo a LA NACION un dirigente que se desempeñó en el club por aquellos años. Y sobre Massa, señaló: "Nos ayudó mucho, acercó muchos sponsors". Uno de los auspiciantes centrales fue el Banco Macro, del fallecido banquero Jorge Brito, que mantiene actualmente su aporte.

El factor Brito

Ese nombre fue uno de los que separaron a Massa de Boudou. El banquero, amigo personal del tigrense, había cultivado un buen vínculo con Boudou, con quien luego estuvo acusado en el caso Ciccone, bajo las sospechas de haber sido el financista detrás del intento del exvicepresidente de quedarse con la imprenta Ciccone Calcográfica. La Justicia, sin embargo, no dio ese vínculo por probado.

El episodio que separó a Massa y Boudou habría sido el hecho más significativo de la gestión de Boudou al frente de la Anses: la estatización de las administradoras de fondos de jubilaciones y pensiones (AFJP).

Sergio Massa y Amado Boudou
Sergio Massa y Amado Boudou Fuente: Archivo

Amado Boudou llamó por teléfono a Sergio Massa una noche. El tigrense compartía una cena con Hugo Moyano en la sede de la Confederación General del Trabajo (CGT). Y el entonces director de la Anses quería contarle las intenciones de presentar el programa a Néstor y Cristina Kirchner para estatizar las AFJP. Poco tiempo después del conflicto con el campo por las retenciones a la soja, el matrimonio presidencial quedó deslumbrado con la propuesta.

En tan solo un mes, la operación se concretó. La Anses adquirió los fondos que hasta ese momento administraban las AFJP, que entre sus activos atesoraban acciones de empresas; una de las mayores inversiones del organismo público estaban en Banco Macro.

Brito se oponía a esa iniciativa y Massa quedó posicionado junto al banquero. En las elecciones legislativas de 2013, Brito avaló a Massa, que buscaba derrotar a Cristina Kirchner.

Hoy, nuevamente en las filas del kirchnerismo, Massa remarca su distanciamiento de Boudou. Así como fomentó su juicio político mientras el caso Ciccone avanzaba, ahora que el exvicepresidente tiene una condena firme rechaza cualquier intento de encontrar una "solución política" que le devuelva la libertad.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Politica

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.