Constitución: largas colas y corridas por la interrupción de la línea Roca

Corridas en Constitución por la interrupción del servicio
Corridas en Constitución por la interrupción del servicio Fuente: LA NACION - Crédito: Hernán Zenteno
Magdalena Tavares
(0)
20 de enero de 2021  • 19:11

"¿Se normalizó la situación de los trenes?", preguntó una mujer a un oficial de la policía en la estación Constitución. "Sí. con demoras. Si quiere viajar como ganado, ahora puede.", responde él.

En medio del aumento de casos de coronavirus en el país, la estación hoy fue el escenario del agolpamiento y corridas de usuarios que esperaban que se reinicien los viajes tras un problema técnico del Tren Roca, alrededor de las 17. Hasta las 18.30, estuvieron interrumpidos los recorridos entre esta estación, y Quilmes, y entre Constitución y Témperley.

"Hubo un problema en una de las torres eléctricas, del proveedor del servicio. Fue una especie de explosión que dejó sin energía la catenaria, que alimenta de energía la formación y no pudieron salir los trenes. El personal de Trenes Argentinos trató de solucionar el problema. Lo lograron al cabo de una hora y media, pero ya se habían acumulado muchas personas en la estación. Fue una falla de energía externa a la empresa", informó Trenes Argentinos.

Mientras que muchos pasajeros denunciaron que los trenes iban cada vez más llenos, la estación estuvo repleta de personas hasta que comenzó a normalizarse el servicio. Algunos de ellos incluso corrieron a las vías para poder conseguir lugares más rápido.

Zoilo Villa, propietario de un puesto de revistas del lugar, comentó que hacía mucho que no veía tanta gente junta en la estación. "Olvidate del distancimiento. Eso no lo cumplió nadie. Barbijo, sí usaban, pero siempre está el vivo que se cree intocable y no es así. Si todos hiciéramos las cosas como se tendrían que hacer, no habría tantos problemas. Lo de hoy fue un caos, y podría haber sido peor: vino uno tratando de armar un disturbio. Se puso a gritar pero por suerte la gente no se acopló", indicó.

Jessica es empleada de un negocio de venta de medialunas, que está a la entrada del edificio y fue testigo de la cantidad de personas que estaban agrupadas a la espera de las formaciones. "Cada tanto decían, mejor dicho, insistían, que se tenía que respetar la distancia. Imaginate si van a poder lograr eso. Había un par de guardias contra un mar de pasajeros", describió.

Ariel López, empleado de seguridad de la estación, observó la situación desde los molinetes. "Los trenes ahora comienzan a salir, pero esto estuvo frenado casi dos horas. Hasta que se normalice, con toda la gente que hay acumulada, va a tardar. Nosotros tratamos de pedirles todo el tiempo que cumplan con el distanciamiento social, pero manejarlo es muy complicado. Es imposible estar atrás de cada persona. Acá, de la empresa, somos más o menos 25 personas. No podíamos controlar esto", comentó.

Afuera del edificio, pasadas las 20, largas filas de personas todavía esperaban para subirse a los colectivos.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.