Educación: buscan definir un indicador epidemiológico para el regreso a clases

A las 15.30, las autoridades de Salud y de Educación nacionales presentarán una serie de indicadores epidemiológicos para determinar cómo y cuándo se podrá volver a las aulas
A las 15.30, las autoridades de Salud y de Educación nacionales presentarán una serie de indicadores epidemiológicos para determinar cómo y cuándo se podrá volver a las aulas Crédito: Gob. de San Juan
Soledad Vallejos
(0)
29 de septiembre de 2020  • 14:04

Las autoridades de Educación y Salud de la Nación anunciaron hoy que se está trabajando en un nuevo índice epidemiológico objetivo que definirá el regreso a las aulas en las grandes ciudades. Un esquema diseñado para regiones que tienen más de 500.000 habitantes, como es el caso de la Ciudad, algunos partidos del conurbano bonaerense, Mar del Plata o la ciudad de Córdoba. Todos distritos donde sería imposible pensar en ese tipo de apertura si la condición vigente, como dice ahora el protocolo nacional que fue aprobado por el Consejo Federal de Educación, es que la circulación del virus sea baja, o nula.

En un trabajo articulado con el Consejo Asesor para la planificación del regreso presencial a las aulas, y en conjunto con un equipo de epidemiólogos y especialistas en educación, se optó, en principio, por una adaptación del indicador del Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) a la realidad local. "Para que sea la ciencia la que se expida respecto del momento epidemiológico que atraviesan las grandes ciudades de la Argentina y así determinar el momento adecuado para el regreso a las actividades escolares", informaron desde el Ministerio de Educación de la Nación mediante un comunicado, sin dar muchas más precisiones sobre cuáles son los indicadores del CDC ni de cómo será esa adaptación al mapa argentino.

En lugar de una circulación del virus baja o nula, lo que se propone es una nueva escala de riesgos, clasificada en baja, media o alta, que será evaluada por la autoridad sanitaria y educación de cada jurisdicción. Además, se establece que cada indicador, o combinación de indicadores, no debe usarse de forma aislada. "Deberá considerar, por ejemplo, medidas de transmisión comunitaria, parámetros que permitan establecer si la escuela está en condiciones de garantizar las medidas sanitarias tendientes a disminuir el riesgo de contagio y, en la ciudad bajo análisis, la disponibilidad de camas de hospital ocupadas, entre otros aspectos", resume el informe.

Estas nuevas medidas serán discutidas y analizadas en una mesa de trabajo, conformada por un variado grupo de expertos y con representantes de cada jurisdicción, según se informó luego de la reunión de hoy. "A través del modelo de indicador, se busca establecer parámetros para la toma de decisiones en aglomerados urbanos con más de 500.000 habitantes -como es el caso de CABA, partidos del Gran Buenos Aires, Gran La Plata, Mar del Plata, Gran Córdoba, Gran Santa Fe, Gran Rosario, Gran Mendoza, Gran San Juan, Gran Salta, Gran Tucumán y Tafí Viejo-, proponiendo una escala de riesgos, clasificada en baja, media o alta", señala el documento oficial.

"Tendremos que convivir con el Covid-19 como lo hemos planteado al momento de aprobar los protocolos marco. No se puede esperar a la vacuna para regresar físicamente a las actividades escolares. Somos fervientes promotores del regreso a las aulas, porque si bien se ha logrado mantener la continuidad pedagógica, aunque de manera desigual, entendemos que el impacto subjetivo en nuestras niñas, niños y adolescentes es profundo. Buscamos activamente retornar a las aulas, minimizando riesgos y garantizando la seguridad de nuestros alumnos. Lo hemos logrado en diversas provincias, aunque también tuvimos que retroceder en tres de ellas", dijo el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta.

Ángela Gentile, jefa del departamento de epidemiología del Hospital de Niños, Ricardo Gutiérrez, e integrante del comité de asesores de la Nación, participó de la reunión técnica, y si bien coincide con la idea de basarse en los indicadores del CDC, no descarta apoyarse también en otro tipo de esquemas, como los europeos o los que propone la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Los indicadores son varios, en general contemplan el número de casos cada 100.000 habitantes, o el nivel de positividad de los testeos, la cantidad de contagios en los últimos 14 días y otros vinculados con la capacidad de respuesta del sistema sanitario. Pero tenemos que armar indicadores ajustados a la realidad local, y eso es algo en lo que se hizo mucho hincapié. Por eso se decidió armar un grupo de trabajo para armar ese set de indicadores que permitan utilizarse como herramientas objetivas", explicó Gentile.

Este nuevo esquema comenzará a regir luego de que sea aprobado por el Consejo Federal de Educación, conformado por los ministros de las 24 jurisdicciones, incluida la Ciudad de Buenos Aires, que en base a esta medida no podrá abrir las escuelas, como tenía planeado hacerlo a partir del próximo 5 de octubre para unos 6500 estudiantes que habían pedido todo vínculo con sus docentes desde que se suspendieron las clases. De hecho, la ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, esperaba tener una respuesta entre hoy y mañana, luego de hacer las correcciones al protocolo presentado al gobierno nacional en una reunión clave que tuvieron el lunes de la semana pasada. Ahora, suponen, la resolución será negativa.

Propuesta de nuevos protocolos

El Consejo Asesor también desarrolló nuevos protocolos, que abordan los lineamientos para la reapertura de los jardines maternales y la vuelta a las aulas en los niveles iniciales, hasta los 5 años. "Se contemplan grupos de alrededor de 6 niñas y niños, sin exceder los 8 por docente. La permanencia será de hasta 2 horas, privilegiando el uso de los espacios al aire libre. Para la siesta, se prevé la disposición de colchonetas a 2 metros de distancia alternando pies-cabeza. En lo relacionado a los sectores de cambiado y preparación de alimentos, deberán ser bien delimitados entre sí y con respecto al resto de la sala; los espacios de lactancia también serán habilitados dentro de las normas sanitarias vigentes; entre otros aspectos", enumera el texto, que también deberá ser aprobado por el Consejo Federal de Educación.

En cuanto a la propuesta de protocolos para el regreso presencial a los Institutos de Formación docente, recomienda priorizar a los niveles de 4º y 1º año de todas las carreras; y 5º año en los casos de los profesorados de educación superior, con una asistencia alternada por grupo de estudiantes. Finalmente, con respecto a los protocolos para la educación técnica se propone, en primer lugar, priorizar prácticas esenciales que hacen al perfil profesional, y establecer una instancia previa de participación a través de diversas estrategias de comunicación digital. "A su vez, se recomienda que la jornada formativa no supere las 4 horas, priorizando a los estudiantes del primer y último año, para el caso del nivel secundario. Se sugiere, además, realizar un receso de 15 minutos cada 90 minutos para que los estudiantes y los docentes se laven las manos y se puedan ventilar las instalaciones", puntualiza.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Sociedad

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.